Ascender o cambiar de trabajo ¿Qué es lo mejor?

0
173
cambiar de trabajo o ascender

Si estás trabajando desde hace tiempo en la misma empresa, sin duda te habrás preguntado en algún momento si deberías mirar ofertas externas para cambiar de trabajo.

Pero, al mismo tiempo, si te gusta la empresa en la que estás, quizás te interese más quedarte y desarrollar tu carrera profesional en interno.

Para valorar si es mejor cambiar de trabajo o ascender, he preparado una comparativa que analiza 6 puntos clave. No te los pierdas


Ascender o cambiar de trabajo: la comparativa

#1 ¿Qué estrategia te permite tener un mejor salario?

Muchas veces se habla de que cambiar de trabajo puede ser un salto salarial importante, con revalorizaciones entre el 10 y el 20%.

Eso, es en gran parte un mito.

En realidad, el nivel de tu salario lo fija el mercado laboral y la política salarial de cada empresa.

Me explico.

Si la empresa en la que estás ahora te paga muy bien, es difícil que vayas a conseguir un incremento al cambiar de compañía. Incluso es posible que algunas empresas te proponga un salario similar a lo que estabas cobrando.

Dicho eso, normalmente vas a buscar ofertas con un mejor salario que el que tienes ahora.

Si hace tiempo que tu empresa actual no te ha subido el sueldo, es probable que haya un desfase entre tu valor de mercado y lo que estás cobrando.

En este caso, cambiar de trabajo te puede permitir subir significativamente tu remuneración, y no es mala idea ir a buscar trabajo en otro lugar.

Evidentemente, para poder comparar, tendrás que tomar en cuenta todas las ventajas económicas que tienes en tu puesto actual. Tu sueldo base y los incentivos variables no son los únicos factores. Ten en cuenta:

  • Los posibles incrementos por antigüedad
  • El hecho de disponer de un coche de empresa
  • La inclusión en un plan de pensiones
  • Si te regalan participaciones en la empresa
  • Y cualquier otra ventaja que tengas actualmente.

Si te ascienden, normalmente obtienes una subida. No suele ser muy grande, pero si cumples con tus objetivos, probablemente tu empresa te vaya a seguir subiendo el sueldo cada año.

Y si piensas que el sueldo que percibes no se ajusta a tu nivel de competencias y tus responsabilidades, siempre puedes negociar un aumento.

Conclusión: al nivel de remuneraciones, normalmente hay una pequeña ventaja en cambiar de empresa, pero no tan grande como se suele pensar.

#2 Interés y diversidad de atribuciones en el trabajo

Una de las motivaciones principales para querer un ascenso o cambiar de trabajo es porque después de un tiempo tu puesto de trabajo ya no te motiva como antes.

Has aprendido mucho, has puesto iniciativa, has innovado.

Pero ya está acechando la monotonía.

Por lo tanto. El problema con buscar trabajo en otra empresa, es que normalmente solo vas a poder aplicar a ofertas que encajan perfectamente con tu perfil profesional.

Es decir, que aunque cambies de ambiente, lo más probable es que hagas tareas muy parecidas a las que hacías en tu trabajo anterior. Y eso te devolverá a la monotonía de la que querías escapar.

Si haces una carrera profesional en la misma empresa, y te valoran, es muy probable que te propongan evoluciones y ampliaciones de responsabilidades.

Por ejemplo, si siempre has trabajado en administración y finanzas y quieres dar el salto al mundo comercial, si la empresa confía en ti, puede ofrecerte este tipo de evolución.

Conclusión: para tener una carrera profesional con experiencias más diversas, suele ser más acertado apostar por las evoluciones internas.

#3 ¿Qué opción te da mejor empleabilidad?

Del párrafo anterior se deduce que si vas saltando de una empresa a la otra, normalmente tendrás puestos de trabajos muy relacionados entre sí.

Te convertirás en un experto en un tipo de trabajo.

Sin embargo, con una carrera en interno, con experiencias en puestos de trabajo diferentes, acumulas experiencias diversas. Tu perfil profesional es más completo y más atractivo para reclutadores potenciales.

Conclusión: las evoluciones internas suelen mejorar más tu empleabilidad que los cambios de empresa.

#4 ¿Cuál te permite tener una mayor red de contactos?

Si haces tu carrera en una empresa, conocerás a mucha gente en la misma compañía, en diferentes departamentos y funciones, pero principalmente en tu empresa.

Eso, por supuesto, excluyendo los trabajos que implican hacer muchos contactos externos como en el sector comercial.

Si vas cambiando de empresas, conocerás a muchas más personas, en sectores diferentes.

Es una forma muy interesante de ampliar tu red de contactos, incluso si estás en un tipo de funciones que normalmente no establece muchas relaciones externas.

Conclusión: para conseguir una red de contactos, suele ser mejor cambiar de trabajo que hacer una carrera en interno.

#5 ¿En qué caso es más fácil adaptarse al nuevo trabajo?

Mucha gente tiende a pensar que los cambios dentro de la misma empresa son más sencillos porque ya estás familiarizado con la gente y la forma de trabajar.

Sin embargo, es una visión muy simplificada.

Cuando evolucionas dentro de la misma compañía y te pones a trabajas en un puesto de trabajo diferente, puede ser un gran reto. Tienes que aprender nuevos procesos, desarrollar habilidades que nunca habías usado antes, y hacer frente a los prejuicios de los demás.

Sí, hablo de prejuicios.

Porque si cambiaste de departamento dentro de la misma empresa, la gente siempre te va a ver como Juan, que antes trabajaba en Marketing.

Además, si te ascienden y tienes ahora que liderar a quienes eran tus compañeros, puede ser fuente de conflictos. Algunos pensarán que no te merecías el ascenso, o que ellos se lo merecían más, por ejemplo.

En cambio, si cambias de empresa, pese a tener que adaptarte a una nueva organización y a la gente, normalmente vas a tener un puesto de trabajo muy parecido al que tenías antes.

Además, como vienes de fuera, nadie tendrá prejuicios sobre ti.

Conclusión: la adaptación puede ser más fácil cambiando de empresa que evolucionando en la misma.

#6 ¿Con qué estrategia te formas mejor?

Si cambias de empresa, la compañía que te contrata cuenta con que tienes las habilidades y conocimientos necesarios para desempeñar el trabajo.

En muchos casos te darán una pequeña formación, pero estará más orientada a aspectos prácticos como conocer la empresa o los procedimientos que se emplean.

Cuando buscas hacer tu carrera en la misma compañía, la empresa va a querer ayudarte a que te formes para que puedas evolucionar más adelante.

Tendrás acceso a cursos técnicos o de idiomas para que puedas desempeñar mejor tu puesto actual y tus futuros retos profesionales.

Conclusión: recibirás más formación haciendo tu carrera profesional en interno que si vas cambiando de empresas.


¿Entonces, qué estrategia es mejor?

Los parámetros que hemos analizado dan un empate técnico entre motivos para quedarse y motivos para irse de la empresa. Pero, en realidad cada situación es diferente.

  • Si estás en una empresa pequeña, con pocas opciones de evolución, o la cultura de tu empresa no favorece las evoluciones internas, probablemente te compense ir cambiar de trabajo para crecer como profesional.
  • Si, al contrario, estás en una empresa grande y con una política de recursos humanos activa que favorece las evoluciones internas y las promociones, tendrás muchos motivos para quedarte.

Como ves, no hay una respuesta perfecta a la pregunta. Sin embargo, quizás lo mejor sea buscar un punto intermedio.

Eliges una empresa, y te quedas lo suficiente como para ver si puedes evolucionar y cambiar de puesto. Cuando hayas tenido al menos dos funciones diferentes, buscas otra empresa y de nuevo te quedas una larga temporada, en diversos puestos.

De esa forma puedes tener las ventajas de ambas carreras.

Ir cambiando de empresa cada dos años no suele ser muy bueno para el currículum. Si te quedas muchos años en la misma empresa, puede que caigas en una zona de comodidad y no te atrevas a cambiar de trabajo, incluso si tu compañía no te hace evolucionar.


Como ascender en una empresa

como-ascender-en-la-empresa

Como hemos visto, hacer una carrera profesional en interno puede ser una gran forma de crecer como profesional, ascender y conseguir una mejor remuneración. Sin embargo, no todo el mundo lo consigue.

Ser un buen profesional no es suficiente.

Incluso a veces ni es necesario.

Las empresas, como todas las organizaciones humanas, tienen una componente política que tienes que usar a tu favor si quieres subir en la jerarquía.

Búscate un padrino

¿Quieres que te tomen en cuenta para futuros ascensos? No cuentes únicamente con tu rendimiento laboral. Búscate un sponsor, un padrino (o una madrina).

Se trata de una persona con una posición jerárquica más alta que tú, y que podrá influir en las decisiones de la empresa en tema de promociones y ascensos.

Idealmente, tu padrino tiene potencial para ir subiendo en la organización, y hacerte progresar en paralelo.

Aprende a venderte

Los resultados no bastan.

Tienes que parecer un gran profesional. Y para eso, solo tienes una opción: aprender a venderte.

Eso significa aprovechar las oportunidades para mostrarte como una persona voluntarista y eficiente, especialmente en eventos y proyectos que involucran a otros departamentos.

Demuestra seguridad, profesionalidad y entusiasmo.

Y recuerda que otra persona, mucho menos capacitada que tú, puede obtener un ascenso antes que tú simplemente porque se vende mejor.

Cumple con tus compromisos y objetivos

Para venderte, ayuda mucho que seas capaz de cumplir con tus compromisos.

Pero eso también implica que seas realista. Si aceptas cualquier encargo de trabajo para demostrar que eres trabajador, puede que no seas capaz de abarcarlo todo, y eso tendrá un impacto sobre el cumplimiento de tus objetivos.

Elige tus batallas.

Habla con tu jefe y con recursos humanos

Las personas importantes tienen que saber que quieres evolucionar a medio y largo plazo.

Habla ocasionalmente con tu jefe de tus expectativas.

Pero no solamente con él. Porque si trabajas bien, es posible que tenga un poco de reticencia a que te vayas a otro departamento.

Allí entra en escena el departamento de recursos humanos y tu padrino, si conseguiste uno. Ellos podrán identificar opciones de evolución mucho mejor que tú o tu jefe.

Se proactivo, pero no impaciente

Si quieres evolucionar en la empresa, has visto que tendrás que tomar acción. Venderte, buscarte un padrino, hablar de tus expectativas. Todo eso es ser proactivo, y es muy positivo.

Pero tienes que tener cuidado a no parecer demasiado ambicioso ni impaciente. Quizás tengas que aguantar tres años en un puesto en lugar de los dos que querías.

Ya sabes, las cosas de palacio van despacio.

Pero, si te esfuerzas y te vendes bien, tendrás oportunidades para ascender, no tengas la menor duda.


Como cambiar de trabajo (y empresa)

Para finalizar esa temática, creo que es importante recordar algunas ideas importantes sobre los pasos que tienes que dar para conseguir un trabajo en otra empresa.

Define tus objetivos profesionales

¿Te sientes atascado en tu trabajo? ¿Quieres cambiar?

Antes de ponerte a buscar un nuevo empleo, párate a pensar sobre tus objetivos profesionales. Para escoger un camino, primero debes saber adónde quieres llegar.

Responde a la famosa pregunta de las entrevistas de trabajo: “¿cómo te ves en 5 (o 10) años?” Quizás tengas que reflexionar bastante, a veces uno no sabe exactamente lo que quiere.

Una vez tengas claro dónde quieres llegar, es recomendable que hagas un balance de competencias, y de allí, que definas el tipo de puesto de trabajo que vas a tener que buscar, el sector, el tipo de empresa, etc.

Trabaja sobre tu currículum

No voy a detallar como hacer un currículum, no es el objeto del artículo, y además ya tienes una gran guía en el blog.

Pero sí que quiero informarte de la importancia de diseñar tu hoja de vida en función del tipo de puesto que estás buscando.

Piensa en ello. Las empresas seleccionan los currículums que ven más compatibles con el puesto ofrecido.

La consecuencia lógica es que adaptes el tuyo para que encaje lo más posible con la oferta.

Contacta con headhunters

Para puestos de responsabilidad, se trabaja menos con ofertas de trabajo públicas.

Las empresas contratan consultoras de recursos humanos, que van buscando candidatos adecuados.

Si te das a conocer, es muy probable que te tomen en cuenta cuando tengan un proceso compatible con tu perfil.

Para ponerte en contacto con headhunters puedes usar Linkedin, enviar un correo o llamar por teléfono a las diferentes empresas de tu zona.

Sin pausa pero sin prisa

Para terminar, vuelvo a una idea que ya comenté para una carrera en interno.

Tienes que ser proactivo en tu búsqueda de trabajo, pero no precipitarte.

Intenta mantenerte en contacto con el mercado, revisa las alertas de empleo que te mandan las empresas.

Tómatelo con calma.

Ya tienes un trabajo. Buscas algo mejor. Con un mejor sueldo, mejores posibilidades de progresión, más responsabilidades. Las buenas oportunidades no aparecen cada semana. Pero aparecen.

Aprovéchalas.

¿Y tú? ¿Qué opinas? ¿Crees que hay que cambiar de trabajo y empresa para evolucionar en tu carrera profesional? ¿O es mejor quedarse y ascender?

Ascender o cambiar de trabajo ¿Qué es lo recomendable? #Consejos #Trabajo #Empleo Clic para tuitear

Deja tu comentario

avatar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  Subscribe  
Notificarme