Coincidencias entre los genes y los memes

Osmar Sanchez Sagardia

Hoy les traigo un nuevo invitado y como siempre un gran amigo. Se trata de Osmar Sánchez Sagardia quien aparte de ser un gran profesional, también tiene su blog llamado Pepitas News. El día de hoy, Ozzo (como le decimos sus amigos) nos deleita con un artículo que tiene un poco de todo, socio-biología, periodismo, genes, memes.

Recientemente leí el tratado: Cuando la ética y la excelencia convergen, escrito por tres científicos famosos reunidos por el Centro de Estudios Avanzados sobre Ciencias de la Conducta de Palo Alto (USA). Ellos son: Howard Gardner, célebre neurólogo y principal divulgador del diferente funcionamiento de los dos hemisferios cerebrales; Mihály Csíkszentmihályi, el más importante investigador del mundo en el tema de la psicología positiva y autor de la teoría del flujo; y William Damon, uno de los mayores expertos en educación. Los tres estuvieron a cargo de departamentos en las universidades de Harvard, Chicago y Stanford respectivamente, pero decidieron dedicar unos años de su vida a estudiar en profundidad los dos trabajos que son los más trascendentales para el futuro de la humanidad: los genetistas y los periodistas.

Eligieron las dos profesiones porque una está dispuesta a controlar la composición de nuestro cuerpo y la otra, a controlar el contenido de nuestras mentes. En el primer caso, los genes, y en el segundo, los memes (las ideas).

La transmisión de genes y la teoría de la evolución de las especies son bien conocidas. Pero desde la sociobiología se sostiene que también las ideas o memes adquieren su fuerza por la capacidad de reproducirse, pasando de una mente a otra y luego de una generación a otra, construyendo una forma de evolución cultural (como los genes, los memes se autorreplican).

Es decir, la cultura actual de un individuo en un momento determinado sería el conjunto de los memes presentes en el cerebro de ese individuo en ese momento. Así como la genética tiene la responsabilidad de configurar la información en el interior de nuestro cuerpo, el periodismo es el principal responsable de la información de nuestro cerebro.

En palabras de los autores:

“La herencia genética no determina el contenido de nuestro cerebro; sin información, el cerebro humano no sirve para nada. Lo que llamamos mente (ese depósito real o metafórico de nuestros pensamientos, sentimientos, experiencias y recuerdos) surge únicamente como resultado de la información recogida en el entorno”.

“La información consiste en unos datos que modifican la conciencia, sea porque aumentan la entropía mediante la producción de estrés, alarma, preocupación o confusión, o porque disminuyen la entropía mediante la creación de orden, la resolución de problemas o la facilitación de una respuesta adaptativa”.

“También los animales subsisten gracias a la información para tomar decisiones conductuales adaptativas”.

“La palabra información significa dar forma a los datos que en realidad dan forma a nuestra mente”.

“Si los periodistas no saben ofrecer una información que resulte significativa, es probable que nuestras mentes se empobrezcan gravemente o que no tengan más alimento que el rumor y el pasatiempo”.

“Si los que se dedican a la transmisión de información encuentran la forma de hacer bien su trabajo, podemos estar preparados para afrontar los sucesos; de lo contrario, novedades inútiles no harán sino confundir la imagen que tengamos de la realidad”.

“Son los memes (los pensamientos, las creencias y los valores) los que controlan nuestros genes”.

“Pero ni nuestros genes ni los códigos informativos de nuestra cultura son responsables ellos solos de cómo se va a desarrollar el futuro. El componente último y decisivo de la cadena causal es el código de la conciencia, el uso que decidamos hacer de las instrucciones que nos den la biología y la cultura”.

“Según la calidad de la información que ofrezcan, los medios mejorarán o adulterarán los memes en los que confiamos a diario y que transmitiremos a generaciones futuras. Los peligros de que se contaminen con diversos virus de falsas informaciones son evidentes”.

“Una información precisa de los medios permite que las personas puedan emitir juicios sólidos y controlar sus vidas. Sin embargo, cuando las noticias están sesgadas, se distorsionan o son incompletas, se socava la capacidad de las sociedades de prosperar y a las personas se les niega la posibilidad de adaptarse con fines claros a condiciones cambiantes”.

“Quienes trabajan en la industria de la información tienen el poder y la especial responsabilidad de preservar, proteger y nutrir el patrimonio informativo de unas personas que en gran medida han crecido y dependido de ellos para su sustento intelectual y social”.

“Encerrados en un armario de falsas informaciones, desconocedores de posibles alternativas, manipulados por fuerzas poderosas que controlan los memes… ésa es la pesadilla a la que se enfrentan los hombres y las mujeres del futuro, en ausencia de fuentes de información independientes”.

Ozzo Osmar Sanchez Sagardia
 
  Osmar Sanchez Sagardia
  LinkedIn: Osmar Gonzalo Sánchez Sagardia

Deja tu comentario

avatar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  Subscribe  
Notificarme