Cómo convertirse en un Social Media Strategist (Estratega de redes sociales)

Una de las preguntas que más me hacen en mis cursos sobre redes sociales es sobre cómo convertirse en un Social Media Strategist, especialmente cuando uno es Community Manager y quiere ascender un poco más en su posición.

Responder la pregunta sobre cómo convertirse en un Social Media Strategist no es algo simple y requiere de tocar varios puntos.

¿Cómo convertirse en un Social Media Strategist? #SocialMedia #Tips Clic para tuitear

Antes de comenzar, desde mi punto de vista, es primordial que una persona antes de convertirse en Social Media Strategist trabaje o ejerza su profesión primero como Community Manager

¿Por qué digo esto?

El Social Media Strategist es el coronel, y el Community Manager el soldado

Muy simple. Si el marketing es una guerra, se necesitan por un lado soldados y por otro lado coroneles.

Cualquiera que haya realizado el servicio militar, seguramente habrá ingresado como cabo, nadie comienza con un rango superior.

En la vida de las redes sociales, el Social Media Strategist es el coronel, y el Community Manager el soldado.

Uno tiene un perfil más estratégico y el otro uno más operativo.

Para mí, el hecho de convertirse en un Social Media Strategist requiere primero haber realizado todo ese trabajo operativo que realiza un Community Manager y recién después, evolucionar a ese rango superior.

En resumen, es como salir de la universidad y ya querer ser gerentes generales o CEO de una gran compañía. Podría darse el caso, pero usualmente, uno empieza desde abajo.

Ahora sí, una vez aclarado este punto, vamos a ver qué hace falta para convertir en un Social Media Strategist o por lo menos, los puntos más importantes desde mi experiencia.

ENTENDER EL POR QUÉ DE LAS HERRAMIENTAS

El primer punto para poder convertirse en un Social Media Strategist es comprender las razones por la cual las redes sociales son hoy en día poderosas herramientas de comunicación.

Pero no solamente se trata de saber utilizar o entender por qué una es importante, hace falta comprender cada red social y cómo podríamos utilizarlas en nuestras estrategias.

Últimamente (o por lo menos en Bolivia) veo una obsesión por estar en Facebook, cuando en verdad esa es una de las cientos de herramientas que están disponibles para una empresa, marca o persona.

Por ejemplo, cuando escribo un artículo en este blog, usualmente suelo emplear las siguientes herramientas para compartir el mismo (Según la temática del artículo)

  • Facebook (Perfil personal)
  • Facebook (Fan Page)
  • Grupos de nicho en Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Grupos de nicho en LinkedIn
  • Pinterest
  • Google+
  • Comunidades de nicho en Google+
  • Portales de nicho (Ej: MarketerTop.com)

Como se puede ver, no es solo actualizar mi página de Fans en Facebook y esperar a que todo el mundo llegue.

Lectura recomendada:

Entonces un buen Social Media Strategist, debe comprender la importancia de cada herramienta y al mismo tiempo cómo sumarlas a su estrategia.

HACER USO DE LAS HERRAMIENTAS

Para poder convertirse en un Social Media Strategist una persona debe hacer uso de las herramientas porque debe comprenderlas, entenderlas, encontrarle sus mañas, sus pros y sus contras.

Una persona que no haya utilizado (y peor que no sepa lo que es) Instagram, Snapchat, Ello, Pinterest, Xing, Twitter, Periscope, etc. es una persona que realmente no convertirse en un Social Media Strategist

¿Por qué?

Porque un general o coronel, no puede ganar una guerra si nunca en su vida escuchó lo que es una tanque de guerra, un ataque con napalm o un bombardeo.

Así de simple.

ANALIZAR Y TRADUCIR LAS ESTADÍSTICAS

Otro punto importante para convertirse en un Social Media Strategist es el poder comprender las estadísticas que nos presentan las herramientas digitales y redes sociales.

Recuerdo hace un tiempo tener una conversación con un “supuesto experto en redes sociales”  y esa persona pese a llevarle la cuenta de Twitter a un cliente, recién se enteraba por mi boca que Twitter ya tiene disponible su sistema de analíticas.

Ni hablar de conceptos como Follow Ratio, Twitter Cards o que el poder fijar un Tweet en una cuenta.

Entonces, para poder convertirse en un Social Media Strategist, una persona debe aprender a entender y analizar las estadísticas.

Estadísticas que deberá poder traducir y que como Neo en la película Matrix, le mostrarán ciertos mensajes codificados que están en ellas y que serán de vital importancia.

En resumen, tenemos una herramienta poderosa (y hasta muchas veces gratuita) como lo son las estadísticas. Un sistema para poder medir y hasta evaluar cómo está funcionado nuestra estrategia. Un buen Social Media Strategist, es aquel que por lo menos de forma diaria, quincenal y hasta mensual, analiza todas sus estadísticas y KPIs (Key Performance Indicators)

SABER EXPLICAR Y APLICAR LOS CONCEPTOS

Otro consejo importante a la hora de que una persona quiera convertirse en un Social Media Strategist es saber ciertos conceptos claves y al mismo tiempo entenderlos (No se trata solo de saber palabras bonitas y nada más)

Por ejemplo, aquí pongo un listado de conceptos que fácilmente podría explicar:

  • Engagement
  • KPI
  • Follow Ratio
  • Hashtag
  • Fan Page
  • SMO
  • Influencer
  • Youtuber

Si sienten que una o más palabras de las que están aquí parecen chino avanzando, entonces todavía no están listos para convertirse en un Social Media Strategist.

Todas las profesiones del mundo, tienen ciertos conceptos o palabras muy típicas de esa profesión. El verdadero profesional es el que no solo las conocer, sino también el que las entiende, sabe explicarlas y especialmente aplicarlas.

A la larga, a nadie le gustaría ir a un médico, que no sepa bien sobre lo que está diciendo o haciendo ¿O no?

ESTAR DIGITALMENTE ACTIVO

Otra de las cosas que hay que tener en cuenta para convertirse en un Social Media Strategist es el estar digitalmente activo en varias herramientas. No solo para comprender cómo se utilizan, sino también por los siguientes motivos:

  • Tener presencia: Tener presencia debe ser clave. Si uno es especialista en redes sociales, por lo menos debería saber cómo lograr que la gente lo encuentre o lo vea en varia de ellas.
  • Para entender los secretos: Solamente una persona que está activa en las redes sociales logra encontrar esos secretos, trucos y mañas que los que no están activos desconocen.
  • Para ser una referencia: Realmente me costaría mucho contratar a un Social Media Strategist que no tiene presencia en redes sociales y menos todavía que estando en ella no se convierta en una referencia para muchos otros.

Lectura Recomendada: Mapa de las redes sociales y otros servicios en la nube (2015)

En resumen, el estar activo solo dice algo: Tiene experiencia.

No es nomás subirse a un automóvil por primera vez y ya autodenominarse “Piloto Profesional de Rally”

RECONOCER LA IMPORTANCIA DE LA COMUNIDAD

Para convertirse en un Social Media Strategist una persona debe entender la importancia, el poder y el nivel de influencia que tienen las comunidades online.

Un estratega que diga que Facebook sirve para vender, es un falso estratega.

Las redes sociales funcionan en base a relaciones sociales (Sino serían redes de venta) y es altamente probable que de una comunidad salgan ventas que a la inversa.

La razón por la que las marcas se ganan el amor o el odio de las personas, es justamente por el grado de afinidad que logran con sus comunidades.

Lectura recomendada: Fidelizar comunidades, la nueva meta del marketing

Y una comunidad, no es un grupo de personas a las que constantemente bombardeamos con mensajes publicitarios.

¿Quieren un consejo?

Si en este momento, pueden mencionar tus 10 Fans más activos en su Fan Page o sus 10 seguidores más activos en Twitter, entonces significan que realmente pueden convertirse en Social Media Strategist.

¿Por qué?

Simple, porque se nota que saben que tienen una comunidad y la están estudiando.

SABER PLANIFICAR

Hace un tiempo atrás, un amigo me comentaba que estaba feliz con su agencia de redes sociales, porque todos los días lo sorprendían con contenidos que él no sabía que iban a ser publicados y que realmente lo sorprendían.

Luego volví a encontrarlo y estaba desesperado. Su agencia había cometido un error realmente importante. Habían publicado un producto con un precio mal puesto (en verdad en una moneda en lugar de dólares), habían promocionado esa publicación y cientos de personas estaban llamando desesperadas para comprar esa ganga.

¿Qué pasó?

La carencia total de un Social Media Strategist, la falta de hacer envíos de semanas tipos previamente al cliente y la falta también de corregir esos envíos por parte del cliente.

Si una persona desea convertirse en Social Media Strategist debe comprender la importancia de planificar previamente todo lo posible, especialmente los contenidos.

Esto no se trata de sentarse, ponerse a subir diseños y listo (Aparte eso sería trabajo de un Community Manager)

Lectura recomendada: GRATIS: Excel para planificar contenidos en Facebook

Planificar, es la clave de todo el trabajo de un Social Media Strategist.

Dejar de lado esto, es igual que un médico, nos opere, sin haber terminado ni siquiera el primer semestre de su carrera.

SER ANALÍTICO Y CREATIVO

Finalmente el punto más importantes (Aunque podrían existir muchos más) para convertirse en un Social Media Strategist, es tener la capacidad de pensar de forma analítica y creativa.

Un Social Media Strategist no es una persona que pasa todo el día en Facebook, tampoco un super creativo publicitario, ni mucho menos un matemático doctorado en analítica.

Es una combinación de varios elementos, que lo conforman y lo definen como tal.

Pero entre todos esos elementos, deben destacarse su capacidad de tener creatividad para encontrar nuevos caminos para comunicar una marca y también la capacidad analítica de saber comprender los resultados, proyectarlos y tomar acciones.

¿ALGÚN OTRO CONSEJO?

Es un trabajo donde uno nunca puede dejar de aprender, capacitarse y estar a la delantera

Solamente, que para convertirse en un Social Media Strategist, hay que complementar todo lo anterior con experiencia y mucho estudio.

Puede parecer un trabajo sencillo, pero no lo es. Inclusive algunas veces hay que dedicarle más tiempo que a otro tipo de trabajos.

Lectura recomendada: 10 mitos en redes sociales que pueden arruinar tu marca

Es más, es un trabajo donde uno nunca puede dejar de aprender, capacitarse y estar a la delantera, porque un solo concepto que no sepamos, y ya alguien podría estar por delante nuestro.

Este consejo va más que anda a todos aquellos que quieren convertirse en un Social Media Strategist y no nacieron en plena era digital. Entiendan que en este momento, hay miles de potenciales competidores, que ya nacieron con una computadora bajo el brazo y una cuenta en cada red social.

Para finalizar, no olvides ver esta genial infografía que te explica los pasos para convertirse de community manager a social media strategist!!!


Si te gustó este artículo te invito a compartirlo con tus amistades o colegas y obviamente, espero tu comentarios para complementar lo que escribí.

¿Se te ocurren algo más que agregar?

Muchas gracias.

¿Cómo convertirse en un Social Media Strategist? #SocialMedia #Tips Clic para tuitear

3
Deja tu comentario

avatar
1 Comment threads
2 Thread replies
2 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
3 Comment authors
Mariano Cabrera L.Jesús AbónJose Recent comment authors

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  Subscribe  
Nuevos Antiguos Más votados
Notificarme
Jose
Invitado
Jose

Buen articulo ilustrativo. Una consulta, según entiendo consideras que para ser social media strategist uno debe ser activo en redes sociales en su vida personal? Es como decir que uno debe andar posteando sus opiniones o actividades así como postea de forma diaria en lo laboral? No estoy tan de acuerdo con eso.

Jesús Abón
Invitado

No creo que se refiera a eso. Pero sí participar de foros, conversaciones trascendentes en redes, tener un blog, comentar en publicaciones de otros, etc.

No necesariamente debe estar involucrada la vida privada.