Consejos a los inversores para evitar ser víctimas de la “tendencia a la confirmación”

Evitar ser victima de la tendencia a la confirmación

Ayer un usuario de Empresores.com posteó esta noticia que salió en Infobae Profesional y que me apreció muy interesante; que en cierta forma aportaría mucho a ese tipo de riesgo que siempre está latente en toda inversión y que somos NOSOTROS como inversores.

En este caso se habla de ese efecto psicológico que tiende a concentrar nuestra atención en lo que queremos que sea. A muchas personas les pasa con al auto; encuentran un automovil que les gusta y de pronto comienzan a verlo en la calle por todos lados; factor que ahce que decida comprarlo ya que cree que es popular y por eso todo el mundo lo está comprando… ¿Qué sucede entonces con este efecto en las inversiones?


Un inversor decide que el oro es una buena apuesta para enfrentar a la inflación y, de repente, las noticias parecen estar repletas de señales de que los precios subirán más adelante, o se convence de que las acciones van a tener un mejor desempeño que otros activos y todo lo que escucha son advertencias sobre la sacudida que se les avecina a los mercados de bonos y commodities.Según explica Jason Zweig en su artículo publicado en The Wall Street Journal, la mente del inversor actúa como una especie de máquina confirmadora que repite todo lo que quiere creer.

Los psicólogos llaman a este duende mental “tendencia a la confirmación”. Un análisis reciente de estudios psicológicos con casi 8.000 participantes concluyó que la gente tiene dos veces más probabilidades de buscar datos que confirmen sus creencias que de considerar pruebas que pudieran contradecirlas.

“Somos mentalmente perezosos”, dice el psicólogo Scott Lilienfeld de la Universidad de Emory, en Atlanta. Y añade: “Sencillamente es más fácil centrar nuestra atención en datos que apoyen nuestra hipótesis, en lugar de buscar pruebas que posiblemente la desmientan”.

También es más fácil racionalizar que ser racional, destaca The Wall Street Journal. “Tenemos mucho talento para hallar explicaciones a posteriori de por qué nuestras predicciones no funcionaron”, señala Lilienfeld.

“Reinterpretamos nuestros fracasos como quasi-éxitos: ‘Esta acción habría subido si X no hubiera pasado’, o ’99 veces de cada 100 yo hubiera tenido razón, si no fuera por este evento excepcional'”.

Menos diversidad

Cuanto más aprende uno, más se convence de que tiene razón. Aunque reunir más datos aumenta la confianza de la gente, no hace que sus predicciones sean más correctas. Cada nuevo dato aumenta la inclinación a hallar otro similar, lo que reduce la diversidad y el valor de su información.

Según The Wall Street Journal, la tendencia a la confirmación también contamina cómo piensan los inversionistas profesionales. “Hemos cometido muchos errores así”, admite Staley Cates, presidente de Southeastern Asset Management, una firma de inversión de Memphis, Tennessee, que opera los fondos Longleaf. “Muchas trampas psicológicas se pueden combatir con humildad, pero eso no funciona con esta”.
Teniendo esto en cuenta, ¿cómo se puede contrarrestar la tendencia a la confirmación? Gary Klein, un psicólogo en Applied Research Associates, en Nuevo México, recomienda imaginar que uno mira en una bola de cristal y ve que su inversión se ha venido abajo.

Luego, debe tratar de hallar las razones más convincentes que expliquen ese fracaso. Este ejercicio, que Christopher Davis ha integrado en su proceso de investigación en su firma de inversión, puede ayudarle a darse cuenta de que sus convicciones podrían no ser tan sólidas cómo creía.

Otra técnica consiste en predecir las probabilidades de que su análisis sea incorrecto. Por ejemplo, imaginamos que calcula una probabilidad de 20% de que registrará un resultado adverso; eso equivale a decir que una de cada cinco veces no tendrá razón.

Así, si la inversión fracasa, uno estará menos inclinado a empecinarse en probar que todavía tiene razón. Este método, asegura Michael Mauboussin, estratega de inversión en Legg Mason Capital Management, provee “una excusa psicológica para admitir que está equivocado”.

El autor recomienda confeccionar un portafolio imaginario junto a su portafolio real. “Allí, puede comprar o vender sin restricciones, sin riesgo alguno de sufrir pérdidas. En este portafolio, ¿tendría más o menos de la inversión que está evaluando?

Cates dice que en Southeastern Asset Management es obligatorio que todos sus analistas y gestores de fondos operen un portafolio en papel y justifiquen cualquier diferencia entre sus activos ficticios y las apuestas que hacen para la firma en el mundo real. “Nos ayuda a ver lo que la gente piensa realmente”, dice Cates.

Antes de comprar, redacte una declaración de lo que le haría querer venderla. Si cualquiera de esas circunstancias acaba haciéndose realidad, la declaración por escrito hará más difícil fingir que no ha pasado nada o que no tiene que hacer nada en respuesta.

Cates, Davis y Mauboussin concuerdan en que luchar contra la tendencia a la confirmación es una lucha interminable. Pero si no puede vencer al duende en su propia mente, no hay posibilidades de que le gane en el mercado, concluye The Wall Street Journal.

Fuente: http://finanzas.iprofesional.com/notas/90600-Consejos-para-evitar-ser-victima-de-la-tendencia-a-la-confirmacion.html?

Muchas gracias por su tiempo.

Mariano Cabrera Lanfranconi

Deja tu comentario

2 Comentarios En "Consejos a los inversores para evitar ser víctimas de la “tendencia a la confirmación”"

Notificarme
avatar
Ordenar por:   Nuevos | Antiguos | Más votados
gris
Invitado

Siempre he pensado que seria interesante antes de invertir en la vida real hacerlo en papel de manera ficticia y ver los resultados en el mundo real.
Muy buenos y acertados consejos para cuidar nuestro dinero¡¡
Gracias

Bull Spread
Invitado

Tal cual. Lo mas difícil es darse cuenta que uno está equivocado y busca todo tipo de noticias que justifiquen la decisión.

wpDiscuz