20 claves para crear un buen equipo de trabajo

invirtiendo-en-equipos

Tener un buen equipo de trabajo no es cosa sencilla. Muchas veces requiere de saber dónde buscarlo, cómo optimizarlo y lo más importante de todo, que funcione como un reloj.

Desde mi punto de vista, un buen equipo de trabajo, debe estar conformado por personas que comprendan claramente el rol que tienen dentro del mismo.

Y este es el principal problema a la hora de crear un buen equipo de trabajo, que muchas veces las personas no entienden la importancia que tienen dentro del mismo.

Es por eso que en el artículo de hoy, hablaré sobre cómo hacer para conformar un buen equipo de trabajo.

Comencemos.



#1 – Transmite la metas a todos

El primer paso para tener un buen equipo de trabajo, es que realmente todas las personas que lo conforman, entiendan claramente las metas, tanto individuales como grupales.

Las personas se comprometen más cuando entienden que son parte del objetivo y no solamente un accesorio o extra en la empresa.

Si quieres tener un buen equipo de trabajo, preocúpate por transmitirle a cada persona, cuál es su objetivo y qué se espera que logre todo el equipo.

#2 – Seleccionar a las personas adecuadas

Muchas veces he visto equipos de trabajo conformados con personas de relleno.

Con esto me refiero a que en muchas empresas, hay personas que funcionan como una especie de comodín, algunas veces en un lado, otras veces en otro.

Grave error.

La clave para crear un buen equipo de trabajo, está en la selección de las personas correctas, por eso muchos equipos fallan, inclusive antes de comenzar.

Si quieres tener un buen equipo de trabajo, no emplees personas de relleno.

Escoge a los adecuados.

#3 – Sé un verdadero líder

Esto es simple.

Todo buen equipo de trabajo, requiere una cabeza. Y esa cabeza es el líder.

Si quieres tener un equipo unido, óptimo, que luche por las metas y se comprometa, el primer paso es que tu te conviertas en un buen líder.

Armar un equipo no es solamente unir a un grupo de personas.

La clave está, en que haya una cabeza, que lleve a todos por el camino correcto.

#4 – Promueve la buena comunicación

Exisitrán momentos de alegría, de stress, de relajación y de arduo trabajo. Así es la vida de trabajo en equipo.

Pero lo que no puede haber, es una mala comunicación.

Si quieres tener un buen equipo de trabajo, piensa en todos como conectores de información. Todos deberían recibir la misma información y en la misma calidad.

¿Has jugado alguna vez al teléfono descompuesto?

¿Ese juego que las personas van de una en una pasando un mensaje, que al llegar a la última llega totalmente distorsionado?

Bueno, eso sucede cuando no tienes una buena comunicación con el equipo.

La clave está no solo en mandar mensajes, sino también en asegurarte que todos reciban dicho mensaje. Desde el primero, hasta el último.

#5 – Crea un ambiente de trabajo en equipo

No importa la razón por la cuál quieras formas un buen equipo de trabajo, como líder deberás enfocarte en crear y mantener un buen ambiente de trabajo.

Con esto me refiero a que todos puedan participar, aportar, comunicarse y trabajar en justa medida.

Usualmente los equipos de trabajo se terminan transformando y dividiendo en pequeñas camarillas, que a fin de cuenta es todo lo contrario a lo que quieres.

Promueve el buen ambiente, la honestidad, la comunicación, participación y apoyo entre todos.

A fin de cuenta, crear un buen equipo, significa crear un buen ambiente de trabajo.

#6 – Pon reglas

Este a mi entender es uno de los errores que muchos comenten a la hora de intentar crear un buen equipo de trabajo.

Olvidarse de establecer reglas.

¿Qué sucede luego?

Algunos trabajan más que otros, otros llegan tarde, tenemos gente desordenada, en cambio otros son caprichosos y hacen todo a su medida.

Mi consejo es que elabores una serie de reglas, en las cuales te enfoques en la forma de trabajo, compañerismo, horarios, metodologías, participación y comunicación.

Establecer reglas, ayudará a entender, quiénes no están entiendo la filosofía de trabajar en equipo.

#7 – Genera compromiso

Es imposible conformar un buen equipo de trabajo, si a fin de cuentas las personas no se sienten comprometidas.

Si sigues estos consejos que te estoy brindando, no debería suceder, pero puede darse el caso de que alguien con el paso del tiempo, se sienta menos comprometido.

¿Qué hacer?

Muy simple. Aquí debes entrar tu con tu rol de buen líder.

Es importante que te comuniques con todos los miembros, entiendas y analices su situación y de forma constante midas su compromiso con el grupo y los objetivos.

Muchas veces los equipos de trabajo se desintegran de a poco, y uno recién se da cuenta cuando ya es tarde.

#8 – Promueve la acción

Un buen equipo de trabajo actúa.

No todo son reuniones, opinar y aportar ideas, esperando que algún día sucedan.

Te asombraría saber la cantidad de equipos que pasan horas, días y hasta meses, opinando, comentando y aportando ideas, pero sin nunca llegar a terminarlas.

La clave está en que promuevas una cultura a la acción.

Un buen equipo de trabajo, comenta, opina, sugiere, pero también se mueve.

Si falta ese último punto, tienes un hermoso equipo de idealistas, pero que nunca lograrán nada.

# 9 – Reconoce y premia a los miembros

Vivimos en una cultura del castigo.

Cuando las personas hacen algo malo, reciben un castigo.

Bueno, quizás sea lógico.

Pero ¿Por qué cuando las personas hacen las cosas bien o superan las expectativas nunca se los premia?

Aprende a reconocer y premiar a los miembros de tu equipo por sus logros. Mejor todavía, a todo el equipo cuando se alcancen ciertas metas.

Estamos acostumbrados a ver el lado malo de las cosas a tal punto que no vemos lo bueno.

Si quieres tener un buen equipo de trabajo, reconoce y premia.

Notarás la diferencia.

#10 – Elabora pequeños logros

Siguiendo con el punto anterior, algunas veces los objetivos parecen muy lejanos y esto desmotiva a las personas.

Por ejemplo, no es lo mismo ir al gimnasio y saber que tienes que bajar 40 kilos, que saber que tienes que bajar 5 kilos por mes.

En el segundo ejemplo, suena más sencillo, aunque a largo plazo, el objetivo sea bajar esos 40 kilos.

Debes aprender a hacer lo mismo con tu equipo.

Si quieres un buen equipo de trabajo, comprometido, que se esfuerce y con actitud positiva, deberás comenzar a establecer pequeños logros u objetivos.

Y no olvides que una vez se alcancen, deberás reconocer y premiar al equipo.

De esta forma, con cada victoria crecerá la motivación y las ganas de llegar a la meta final.

#11 – Entiende a cada miembro como individual

Las personas son diferentes una de otras por más que tengan puntos en común.

Lo mismo sucede con un buen equipo de trabajo.

Tienes que aprender a reconocer a cada persona como un ser individual, que puede atravesar momentos o situaciones particulares.

Por ejemplo, quizás algún miembro rinda menos por tener algún problema fuera de la oficina con lo que está lidiando. Exigirle que sea igual que el resto (durante ese momento) solamente agravaría la situación.

Como buen líder que debes ser, preocúpate por saber qué pasa con cada miembro de tu equipo de trabajo.

Con el tiempo te darás cuenta, que un apoyo en un momento clave (en vez de una critica o ataque) tiene resultados extraordinarios y positivos.

#12 – Crea un ambiente de confianza

Un buen equipo de trabajo, está basado en la confianza.

La confianza entre los miembros y la confianza que te tengan como líder o cabeza de este.

En varias consultorías que me han tocado, he visto como jefes tiranos o desmotivadores, exigían y reclamaban el querer tener un buen equipo de trabajo en su empresa.

Si tu equipo no confía en ti, y encima tampoco en los demás miembros. ¿Cómo esperas que sean personas productivas?

En resumen, aprende a crear un ambiente de confianza.

La desconfianza y el miedo, matan a los buenos equipos de trabajo.

#13 – Busca que todos sean parte de las decisiones

Trabajar en equipo, no significa solamente trabajar.

Involucra a todo el equipo en la toma de decisiones.

Lo peor que podría pasar es que trates de hacer trabajar a alguien, en algo que esa persona sabe no funcionará.

Y esto es realmente desalentador.

En cambio, si promueves la posibilidad de que todos opinen, participen y sean parte de la toma de decisiones, puede que encuentren el mejor camino.

Imagina qué desmotivador sería para tu equipo de trabajo, saber que están trabajando en algo que tiene muchas posibilidades de no funcionar.

Y todo porque no los tuviste en cuenta para tomar esa decisión.

#14 – La oficina influye

Si quieres tener un buen equipo de trabajo, entonces quizás también tengas que replantear muchas cosas sobre tu oficina.

Con esto me refiero a espacios, decoración, colores, comodidades, servicios y otros.

Te doy un claro ejemplo.

¿Cómo quieres tener un buen equipo de trabajo, si por ejemplo los mismos pasan horas sentados en sillas incómodas que lastiman sus espaldas?

Es obvio que las personas querrán trabajar a las apuradas, salir cuanto antes o estarán constantemente levantándose de sus asientos para relajarse.

Los mejores equipos de trabajo trabajan en las mejores oficinas y en las mejores condiciones.

Analiza si quizás antes de exigir, estás realmente ofreciendo las condiciones necesarias.

#15 – Crea otros líderes

Es muy probable que, en algún momento, tu equipo de trabajo comience a tener problemas internos, especialmente si no tuviste en cuenta varios de estos puntos.

Puede que comiencen a salir a flote la envidia (Especialmente cuando algunos no trabajan), que se formen pequeños grupos internos, o hasta que inclusive el haber premiado a alguien haya generado incomodidad en el resto.

Entonces, para tener un buen equipo de trabajo, deberás crear otros líderes.

Y esto es simple.

Cuando la empresa vaya creciendo, será imposible que manejes varios grupos de trabajo.

¿Por qué no comenzar a formar a esos líderes ahora?

Y cuando llegue el momento de dar el gran salto, tendrás varios equipos, con buenos líderes y con un excelente nivel de compromiso.

#16 – Aprende cuándo tomar un descanso

A lo largo de mi vida, he tenido la oportunidad de formar parte y hasta liderar diferentes equipos de trabajo.

He estado en empresas, donde había un ritmo imparable durante semanas y hasta meses.

El desgaste del equipo, es algo que va a suceder, especialmente el desgaste mental.

Si quieres tener un buen equipo de trabajo, tienes que entender que hay momento para tomar ciertos descansos.

Por ejemplo, puedes aprovechar el tema de las recompensas o reconocimientos, para tomar un descanso grupo o realizar alguna actividad.

Si tienes un buen equipo de trabajo, ten cuidado con desgastarlo. Muchas empresas terminan “quemando” a sus mejores equipo por esto.

#17 – Mide el rendimiento de cada miembro

Tener un buen equipo de trabajo no es algo que se logra de un día para el otro.

En el proceso van a suceder muchas cosas y entre ellas está el retiro o incorporación de algunas personas.

No te asustes, esto es algo que sucede.

No todas las personas, son para todos los equipos.

También, no todos los equipos, son para todos los proyectos.

Aprende a medir el rendimiento y desempeño de cada miembro de tu equipo, para así comprender si puedes ayudar en algo o si realmente esa persona, no debería estar en el mismo.

#18 – Acepta las diferencias

Este si que es un tema complicado.

Si quieres tener un buen equipo de trabajo, tienes que aprender y enseñarle a los demás a aceptar las diferencias.

Y con esto me refiero a las diferencias de opiniones.

¿Pero sabes qué? Eso es excelente.

Un buen equipo de trabajo, no es solamente un puñado de personas que te obedecen. Al contrario, un buen equipo, puede no estar de acuerdo contigo o con otros.

¿Por qué?

Por que puede que estén comprometidos con el objetivo, y realmente sepan o entiendan que el camino que se está decidiendo no es el mejor.

¿tu que prefieres, un buen equipo de trabajo o robots que solamente te obedezcan?

#19 – Aprende a motivar a las personas

No todo el mundo sabe automotivarse.

Aparte de esto, soy un fiel creyente que muchas veces la vida, la sociedad y hasta en las empresas, existen muchas razones para desmotivarlo a uno.

No te conviertas en una de esas razones.

Si realmente quieres tener un buen equipo de trabajo, aprender a motivar a las personas.

Consejo sencillo, pero poderoso.

#20 – Pon todo esto en práctica

Felicidades, llegaste al final del artículo.

Ahora te toca a ti demostrar que realmente estás comprometido o comprometida en tener un buen equipo de trabajo.

¿Qué sigue?

Toma en cuenta todos estos puntos y ponlos en práctica.

Si llegaste a este artículo, es porque estabas buscando cómo tener un buen equipo de trabajo.

Ya tienes las respuestas.

Pero ahora, es momento de pasar a la acción.

3
Deja tu comentario

avatar
3 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
1 Comment authors
AnonymousMariano Cabrera LanfranconiCebolla Recent comment authors

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  Subscribe  
Nuevos Antiguos Más votados
Notificarme
Anonymous
Invitado
Anonymous

Hola, Mariano. Hola, bloggers. Otro punto que me pareció importante es el de delegar. A mí mismo me cuesta delegar porque entro en el perfil de lo que mecionaste en otra de tus entradas, como el profesional individualista que hace las cosas mejor que nadie. Me costó dejar que las cosas salgan según los criterios propios de otra persona (finalmente, va a estar bien igual). Ahora veo a los que no pueden delegar que simplemente no avanzan y ocupan un mismo puesto durante años porque “nadie puede hacer las cosas como ellos”. Por eso me parece un punto importante. La… Leer más »

Mariano Cabrera Lanfranconi
Invitado

Hola Cebolla, gracias por tu respuestas. En verdad tenés razón con respecto al rol del lider, a lo largo del tiempo una persona del equipo se va transformando en el mismo por diversos factores. En el caso del grupo que formé, obviamente la idea fué mia y en cierta forma yo lideré la charla. Pero pasando al punto de los proyectos, vamos a ir viendo quien va siendo el project leader. Quizás del primer proyecto yo sea el lider y en el segundo otro miembro. Es un buen punto de vista el tuyo, obviam ente que el lider es escencial… Leer más »

Cebolla
Invitado
Cebolla

Hola, Mariano. Hola, bloggers. Te hiciste esperar. Está bien. Este tema es fundamental. Cuando tocás el tema de la funcionalidad, de la función o rol que cada uno cumple dentro de un equipo, decís que ninguno da órdenes. Pero me imagino que debe haber alguien que coordine u organice. En el caso de la reunión que mecionás, creo que fuiste vos, ¿no es cierto? ¿No te acerca al rol de líder? ¿Qué pensás de esto? Me parece que un equipo no puede funcionar sin alguien que organice, aglutine, distribuya… ¿qué te parece a vos?

Gracias y saludos.