Cuando los libros te cambían la vida – Parte 1 y 2

El otro en día en el blog de Empresores.com publiqué la segunda parte de un texto que estaba divido en dos y que justamente trataba de aquellos libros que influenciaron mucho en mi vida y cambiaron gran parte de mis pensamientos. Si bien soy una persona que lee entre 5 y 10 libros por año creanme que siempre alguno se destacó y justamente por esa razón creé este texto; que espero que disfruten y de paso me cuenten cuales influenciaron en la vida de ustedes

Sin querer pecar de orgulloso en este caso me pongo de ejemplo ya que fuí partícipe de ese proceso al 100%; ví los cambios en mi vida y justamente hoy en día puedo contrastar el pasado con el presente… y quizás el futuro!!!

1.- Cambiá Mariano…cambiá!!

Nunca me voy a olvidar de ese viaje a Córdoba con mi familia; en sí no fuí muy fanático de esos viajes familiares ya que al ser el más chico del grupo mis ideales de “diversión” no eran los mismos que los de mi familia. Usualmente me aburría pero las ganas de salir un poco de “La City” me llevaron a querer despejarme de todo y respirar nuevos aires.

Realmente me aburría allá en Córdoba, la casa de mis tios no era la gran cosa y quedaba lejos del centro de la ciudad, midiendo a distancia de “niño”, quedaba demasiado lejos. Sin embargo una noche encontré un libro sobre la mesa y su título me llamó la atención; era ni más ni menos que el libro “¿Quién se ha llevado mi queso?” y me dispuse a leerlo.

No recuerdo cuanto tiempo me tomó pero esa misma noche ya había terminado la mitad del libro y me había quedado sumamente enganchado; tan enganchado que a la mañana siguiente me desperté, desayuné y terminé de leerlo. Fue en ese momento cuando me encontré con una visión, comencé a repasar mi vida y comprendí algo importante… una lección que nunca me voy a olvidar en la vida:

“El mundo se mueve constantemente y si no nos movemos con él, nos quedamos atrás”

Así que me dispuse a siempre tratar de estar en movimiento; estancarme lo menos posible y por sobre todas las cosas moverme al mismo ritmo o más rápido que el mundo. Así fue como un típico viaje a Córdoba se convirtió en la lección más importante de toda mi vida. Comprendí que si quería llegar a algo tendría que estar siempre corriendo en esta vida para alcanzarlo.

2.- A tan solo tres pasos de mi destino:

Misteriosamente en todos mis viajes siempre alguna lectura me marcó. Todavía no había terminado el colegio pero ya sabía que tenía que estar en movimiento (primera lección aprendida) así que esperé las vacaciones y como venía haciendo durante algunos años viajé a Bolivia a visitar a mi padre y familia. El estudió de mi papá siempre fue una inspiración para mí y hoy en día juego una competencia personal con él (que si leé esto recién se estará enterando)…siempre envidié sanamente la bilbioteca de mi papá y me dispuse con el paso del tiempo a hacer una biblioteca mucho más grande que la de él; eso sí estoy seguro que su colección de libros debe superar los 300!!!

Entre esa infinidad de libros; me recuerdo torciendo la cabeza buscando algún título interesante y así fue como llegue al libro “Los tres pasos” (No recuerdo su autor) donde iba a comprender mi segunda gran lección en la vida:

“Trabajar en lo que realmente nos apasiona y revisar nuestro pasado para saber qué es eso”

Comprendí analizando mi pasado que siempre tuve una gran facilidad para la comunicación; por alguna extraña razón la gente se me pegaba para contarme cosas y de alguna u otra forma me convertía en consejero; desde niño hasta ahora que soy algo mayor me sigue pasando… y realmente me apasiona la comunicación.

Así fue como me terminé decidiendo por estudiar la carrera de Licenciatura en Publicidad. Recuerdo que en el colegio muy pocos sabían qué iban a hacer terminado el colegio (de los cuales muy, pero muy pocos siguieron esas carreras) pero no recuerdo un solo chico que tenga tanto deseo y enfoque en la carrera a seguir que yo. Es más estaba tan ansioso por terminar el colegio que de golpe mis notas repuntaron y cambié la programación de “Vago que se lleva materias” a “Ponerse las pilas”… Eso sí… nunca dejé de divertirme porque cuando realmente hacés algo con pasión las cosas te salen bien y son pocos los sacrificios que tenés que hacer. Fiestas de egresados; salir a bailar; fiestas en casa y cualquier cosa que era divertirse NUNCA la dejé de lado.

Bueno y de esta forma termina esta entrada de blog, dos años después de terminar el colegio y con 17 años ya tenía definida la carrera y la facultad donde estudiar.

En la segunda parte de esta historia voy a comentar algo que sucedió en mi último viaje a Bolivia; días antes de comenzar la facultad y con la presión de rendir bien la última materia (la que en su momento era mi Karma… matemática) ya que de hacerlo mal… no iba a poder ingresar ese año a estudiar.

3 – Ahora te comprendo papá:

Mis viajes a Bolivia eran momentos muy importantes; visitaba mi familia luego de uno o dos años de no verlos y aprovechaba ese tiempo para aprender todo lo que podía enseñarme mi padre. A esta altura de mi vida podría confesar que directa e indirectamente tenía un “Padre Rico” que estaba ahí esperando a que tenga una revelación para poder confiar en mí y dejarme interesantes enseñanzas.

Mi padre participaba de muchas charlas y reuniones en las cuales por cuestiones obvias un chico de mi edad no podía estar; ese tiempo lo aprovechaba usualmente para revisar su enorme biblioteca y leer algo interesante. Siempre se trataba de negocios; marketing; publicidad y parecidos, pero un día me encontré con un llamativo libro de colores dorado y lila titulado “Padre Rico, Padre Pobre”. Hasta ese momento nunca se me había cruzado la idea de invertir por la cabeza, mi mundo solamente se enfocaba en convertirme el día de mañana en un excelente creativo; potencial director de alguna agencia o trabajando para O´gilvy o J.Walter Thompson. En ese momento descubrí que podía enfocar mi creatividad no solo en la publicidad sino también en los negocios; lo más importante es que podía el día de mañana trabajar en publicidad por placer sin tener que estar atado a un sueldo o tratando de llegar bien a fin de mes. Descubrí que invertir aparte podría ser divertido y como siempre mi curiosidad me llevó por caminos interesantes, decidí emprender el camino de los negocios y las inversiones. También descubrí que mi padre estaba en ese camino unos cuantos pasos más adelante y que debía aprender a correr para alcanzarlo; siempre recibiendo aquellos anuncios que me iba dejando con el paso del tiempo.

Aquel día que terminé de leer el libro de Robert Kiyosaki decidí que iba a comenzar a formar mi futuro financiero; que me divertiría en todo el proceso y que sería una experiencia interesante. También comencé a formar mi “Pequeña Biblioteca del Inversor” uno de los más preciados tesoros que tengo en mi vida; basado en una simple estructura de madera donde voy llenando sus espacios vacíos con diferentes libros de negocios e inversiones. Cuando entro a mi estudio y veo esa biblioteca me llena de orgullo saber que esos libros los fui comprando con mi esfuerzo y que constituyen en gran medida una fuente importante de conocimientos y experiencias que me sucedieron con el paso del tiempo.

Lo que sigue de la historia es conocida por todos. Navegando por Internet me encontré con esta Comunidad que en su momento era conocida como Club Rich Dad y luego me convertí en moderador (Esa es otra historia que traté anteriormente).

Otros maestros del camino:

Con el paso del tiempo aprendí muchas cosas de otros autores de libros; no voy a enfocarme en los maestros que tuve a lo largo de todo el proceso porque aquí solo hablo de esos libros que siento que me cambiaron la vida.

Entre ellos puedo nombrar a Gabriel Rennie con su libro “Generando Riqueza cualquiera sea su ingreso; a Robert G. Allen con “Múltiples fuentes de ingresos”; A toda la colección de libros (que llegaron en español) de Robert Kiyosaki; también a Rigoberto Puentes con el increíble “Finanzas para papá”; T.. Harv Eker (A quien hace poco escribí una carta) con el interesante libro “Los Secretos de la mente Millonaria”; A Steve Cohen respetado mago de millonarios y su original libro “El mago de los millonarios” (Que gracias a él me decidí por comenzar a estudiar magia); a Bernard Lietaer con su libro “El futuro del dinero” donde aprendí de donde viene el dinero…y hacía donde va; y por último a Mark Fisher con su libro “El millonario instantáneo”… hay muchos más pero esos fueron lo que más me marcaron.

4 – ¿Quién te crees que eres?

Y si algo faltaba para completar todo este proceso era no olvidarse de uno mismo; hace unas horas terminé de leer el libro “¿Quién te crees que eres?” de Keith Harare y Pillen Doanhue Robinson; uno de esos libros que los coronan de “autoayuda” pero esta vez es uno de esos libros que REALMENTE te ayuda. Es uno de esos libros donde aprendés a conocerte; la imagen que uno refleja y la que piensa que refleja; los diferentes roles que asumimos en nuestra vida; nuestra personalidad ideal y nuestras personalidad temida; indagando un poco nuestro pasado y viendo nuestro futuro; y terminando con conocer a nuestro alter ego; resultado de haber tomado algún otro tipo de camino en algún momento de nuestras vidas. Es un libro impactante que en sí es un inmenso Test que mezcla variables; gráficos y matrices donde uno mismo es el que se auto-evalúa. Quedé impactado con el libro; no por lo que dice sino por las cosas que acertó y enseñarme en qué cosas debo cambiar para convertirme en mi “Yo deseado”. En algunas estoy bien y en otras debo mejorar un poco.

Así que estos son en sí los libros que marcaron mi vida; destaqué solo cuatro de ellos por realmente me sirvieron a cambiar los viejos paradigmas y orientar mi camino.

Estoy seguro que muchos de ustedes también tienen algunos libros como pilares.

PD: La foto es realmente uno de los estantes de mi biblioteca y algunos de los libros que poseo. 🙂

Muchas gracias por su tiempo

Mariano Cabrera Lanfranconi

Deja tu comentario

21 Comentarios En "Cuando los libros te cambían la vida – Parte 1 y 2"

Notificarme
avatar
Ordenar por:   Nuevos | Antiguos | Más votados
Max Marz
Invitado

Gracias por los aportes… pero te alargas mucho en comentarios y situaciones triviales. Da mucha pereza leer. Los lectores necesitamos ir al grano!.

venturitaron
Invitado

Que tal Mariano sabias palabras jamas habia visto unas recomendaciones de alguien así me agrada saber que existen personas como tu que hacen que te inspires en metas personales como profecionales normalmente me sentia como una persona que siempre tiene miedo a dar un cambio no se porque motivo o razon siempre leo una cosa y termino investigando otro y nunca me enfoco en concluir lo que he empezado pero con tu pagina web me resulto bastante interesante que leí todo por completo y estoy motivado por leer mucho mas gracias por todas estas cosas tan sabias!!!

Eric
Invitado
Felicitaciones Mariano por tu blog. Muy interesantes los libros que aqui se mencionan, la mayoria los he leido y los que no ya los estoy comprando.Hoy tengo 54 años y desde que soy niño estoy aprendiendo y practicando la filosofia que es fundamento de tu blog. Al leer algunos de los libros mencionados y otros, me he concientizado y ha sido un gusto y un orgullo darme cuenta de que sin saberlo pero intuyendolo, aplique estas politicas en mi vida y no por casualidad me han ayudado tanto. Me ha ido bien y ahora es mi tarea trasmitirle esto a… Leer más »
Anonymous
Invitado

Hola Mariano, hace poco me topé con tu blog y la verdad es q está muy bueno, yo estudié finanzas en la universidad y estoy empezando en los negocios propios, soy de Santa Cruz-Bolivia, a ver si cuando te pasés de nuevo por acá nos tomamos un café e intercambiamos ideas, x si acaso mi mail es: jdaniel731@hotmail.com

saludos, Daniel

Mario
Invitado

Hola Mariano he leido tus entradas en empresores y son muy buenas y generosas, gracias yo vivo en santa cruz de la Sierra y he leido que en enero venis para aca, quisiera saber en que fecha, lugar y sobre que temas vas a exponer.

saludos, Marandia

wpDiscuz