Dejando se ser empleado (Parte I)

Ayer mientras cursaba en la facultad, había dejado el último libro de Robert Kiyosaki “El juego del dinero” sobre mi banco. Llegó el momento del recreo y entre la congestión de alumnos que intentaban salir al recreo, escuché la voz de una compañera que preguntaba:

El juego del dinero… ¿Quién puede estar leyendo ese libro?

Pensando que había encontrado el primer compañero de facultad que sea adepto a Kiyosaki, contesté que había sido yo y por qué razón lo preguntaba. A lo que ella me respondió:

¿Y te gusta eso? – poniendo cara de “que extraño eres”.

Obviamente le conteste que sí, que me gustaba mucho el tema de las inversiones y su cara empeoró (mucho más asombro que antes). Al ver esa cara le dije, que trataba de no ser un empleado toda mi vida y que ese autor ayudaba bastante, que no aparecían casi números en todo el libro, que invertir no era solamente utilizar la bolsa de valores, que tenía algunas pequeñas inversiones hechas y todo lo que pude resumir en ese pequeño lapso que dialogamos. Sin embargo el silencio muchas veces comunica bastante, y con solo ver su cara me dije a mi mismo:

“La gente no está preparada para ver más allá del empleo, este es un caso complicado, ojalá algún día pueda ayudarla a comprender un poco sobre este tema.”

Y allí terminó la charla.

Desde ayer que estoy pensando en el tema y por eso decidí escribir hoy sobre esta situación. Por eso pienso volver sobre el tema de ser empleado o autoempleado y también algunos preparativos que debemos tener en cuenta.

  • El gran beneficio de dejar de ser empleado:

Mire atentamente la imagen que puse en la entrada de hoy. Puede ver a una persona escalando, esforzándose por llegar a la cima de la montaña. Bueno ser empleado es justamente lo mismo. Ser empleado (teniendo la capacidad para ser mucho más y usted la tiene) es como escalar una montaña hasta la mitad y quedarse allí. Puede ser que llegue alto, tan alto que quizás ningún otro empleado pueda alcanzarlo. Pero…

¿Se puso a pensar que está colgado?

Está colgado, haciendo fuerza para no caerse y no solamente eso, arriba de usted hay otras personas, no empleados pero sí dueños por ejemplo. Usted entonces tendrá que quedarse colgado de por vida, resistiendo a las piedras y escombros que caen de arriba.

Pero si se fija bien en la imagen, el escalador está subiendo por una parte bastante complicada, pero está subiendo. Esto significa que utilizó todo su conocimiento y experiencia para dejar de ser empleado y escalar más alto. Al escalar más alto puede convertirse en dueño y de esta forma llegar a la cima, contar con muchos beneficios y por sobre toda las cosas, dejar de estar colgado haciendo fuerza para resistir y no caer al vacío.

Es una pequeña analogía, pero representa claramente la diferencia entre ser empleado y dueño (o inversionista sí desea más). Es por eso que usted debe intentar escalar mucho más alto. Nadie dice que es un camino fácil, pero con práctica y dedicación puede lograrlo, siempre y cuando este mentalmente preparado. El empleado que desea ser dueño y piensa como empleado, siempre será empleado. Entonces con esta frase pasamos al segundo ítem de esta entrada.

  • El empleado que quiere ser dueño y piensa como empleado… siempre será empleado:

La frase lo dice todo por sí misma, usted debe estar mentalmente preparado para pensar en mucho más que ser un simple empleado. Hay persona que pueden lograrlo y otras que no, todo depende de nuestras experiencias pasadas, nuestra historia de vida, nuestra convicción y nuestros deseos. Es una sumatoria de hechos y sucesos lo que nos prepara para ser mejores o quedarnos estancados en algún punto.

En este ítem vuelvo a la anécdota que ayer me sucedió en la facultad. Aquella chica que habló conmigo, tenía muy en claro que quería ser empleada, incluso su “ignorancia financiera” le hacía creer que las palabras “dinero”, “invertir”, “flujo de efectivo” y demás, no estaban a su alcance (y que yo era raro). Aquí tenemos un claro ejemplo del poder que tiene nuestra mente sobre nosotros.

Entonces, si usted es empleado, siga siendo empleado, pero mientras tanto comience a pensar como dueño.

  • Mejor que decir es hacer:

Esta frase la escuché de mi padre muchas veces, es una frase dura si la comparamos con muchas situaciones de nuestra vida. ¿Cuantas cosas decimos que vamos a hacer y nunca las hacemos?. No nos damos cuenta, pero sea con otras personas o con nosotros mismos a quien prometemos algo, siempre que no cumplimos quedamos mal parados. Pero si tengo que hacer un balance entre cumplir algo que prometimos a otra persona y algo que nos prometimos a nosotros mismo (salvo algunos casos) el no cumplirnos a nosotros mismos, es un hecho terrible. Por eso es mejor que comencemos a hacer todas aquellas cosas que decimos, pero por sobre todas las cosas, lo que nos decimos y prometemos a nosotros mismos.

Comience a hacer y verá cambios, pero comience, no se engañe a sí mismo. La diferencia entre 2 personas capaces, una de ellas estancada y la otra en movimiento, es que una accionó y la otra no.

Estos 3 consejos son los primeros preparativos para comenzar a dejar de ser un empleado o autoempleado. En verdad aquí traté el tema de empleado, debido a que el autoempleado es una etapa en algunos casos más avanzada y ya trataré de él en otro tema similar a este.

En la próxima entrada comentaré otras formas que quedan pendientes pero son importantes.

Por el momento le recomiendo leer bien esta entrada, asimilar todo el contenido y comenzar cuanto antes este proceso.

Muchas gracias por su tiempo

Mariano Cabrera Lanfranconi

Deja tu comentario

12 Comentarios En "Dejando se ser empleado (Parte I)"

Notificarme
avatar
Ordenar por:   Nuevos | Antiguos | Más votados
camaleon
Invitado
Hola Mariano, yo me encuentro en un gran dilema, por un lado ya tengo varios años queriendo independizarme financieramente, pero me agobia no tener éxito, de hecho desde que recuerdo desde mi niñez e sido miedosa y no quiero atreverme a muchas cosas; he tenido buenos empleos me encontrado con buenos jefes y con pésimos, y últimamente con deplorables, bueno y creo que así lo veo por mi misma insatisfacción de que ya quiero independizarme pero creo que me acobardo. Muchas personas tal vez les dará hasta ansiedad leer mi sentir pero al leer tu articulo me dio cierta fortaleza… Leer más »
Mariano Cabrera Lanfranconi
Invitado
Desde mi punto de vista el Marketing Multinivel presenta un aspecto principalmente de empleado, dado que uno sigue perteneciendo a una empresa y si bien parece que tenés tu propio negocio, es algo así como tener un departamento a cargo en cualquier empresa. Para demostrar que es autoempleado te hago las siguientes preguntas. ¿Si la empresa quiebra es por tu culpa? ¿Podés seguir trabajando si la empresa quiebra? Si la respuesta es no a las 2 entonces no es un negocio de autoempleado, dado que el autoempleado es el sistema y todo depende de él. Es un claro negocio de… Leer más »
Mariano Cabrera Lanfranconi
Invitado

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

www.tengasupropionegocio.ws
Invitado
Mariano: A raíz de esta entrada quiero abrir un debate entre el auto empleado y el marketing multinivel. En el primero si no trabajas no cobras, si tienes empleados estos estarán pidiendo cada poco tiempo subidas de salarios y por el otro lado tus clientes vendrán exigiendo que les rebajes tu mercancía “hazme un descuento que te compré mucho” y tú a trabajar y trabajar por muchas horas al día para sacar el negocio adelante. Por el contra yo he optado por el marketing multinivel por ser este un sistema de trabajo “desatendido” donde mes a mes se produce el… Leer más »
gonzalo
Invitado

Es excelente la frase “El empleado que quiere ser dueño y piensa como empleado… siempre será empleado”;aunque parezca una frase sencilla me hizo un click en la cabeza; te felicito por esta gran ayuda en la educación financiera.
Gonzalo

wpDiscuz