Síntomas de que es hora de dejar tu trabajo

¿Ya es hora de dejar tu trabajo?

sintomas-de-que-es-hora-de-dejar-tu-trabajo

Existe un momento en la vida en que escuchas una pequeña voz en tu interior que te dice que es hora de cambiar de trabajo. Sin embargo muchas veces la costumbre, la incertidumbre o hasta el miedo de quedarte en la calle te paralizan.

Son esos momento en los que tratas de imaginarte en qué momento deberías dejar tu trabajo y buscar algo mejor, ya sea otro trabajo o quizás comenzar ese sueño emprendedor que tanto añorabas.

Sin embargo, hay algunos síntomas que te alertan de que deberías dejar el trabajo que estás haciendo, porque hay un peligro inminente.

¿Estás listo?

Síntomas de que es hora de dejar tu #Trabajo Clic para tuitear

  1. SIENTES QUE LA EMPRESA NO TIENE FUTURO

Lastimosamente hasta las más grandes empresas tienen un tiempo de vida y especialmente en esta nueva era donde el mercado es muy agresivo y una pequeña decisión podría cambiar radicalmente la situación de una organización.

Si realmente estás seguro que la empresa para la que trabajas no tiene futuro, entonces presta atención a este primer síntoma porque podría realmente tomarte por sorpresa.

  1. YA NO SIENTE PASIÓN

También puede darse el caso de que pierdas la pasión por tu trabajo. De que sientas que vives en una especie de loop como la película “El día de la marmota”.

Y es que muchas veces podrás motivarte y ponerte objetivos para trabajar y volver a sentir pasión, pero también depende del tipo de empresa, del ambiente y hasta de la calidad del clima organizacional.

Si te sientes desmotivado, pero especialmente sin pasión, es hora de dejar tu trabajo.

  1. PARAS CONSTANTEMENTE ESTRESADO

Hace poco alguien me dijo la siguiente frase:

Nos pasamos toda nuestra vida trabajando para ganar dinero, para luego gastarlo en solucionar los problemas de salud que nos generó trabajar en exceso

Y es cierto esto. Si actualmente sientes que tu trabajo te estresa (y no hablo de presión, hablo de estrés real) entonces piensa que es importante tomar la decisión (Y hasta vital en algunos casos) de dejar tu trabajo.

  1. EXPERIMENTAS ALGÚN TIPO DE ABUSO

Los seres humanos pueden ser increíbles o puedes ser la peor basura del planeta cuando hablamos de temas laborales.

Realmente escuché historias escalofriantes de cosas que le sucedieron a personas en sus oficinas y déjame decirte que si sufre algún tipo de abuso psicológico, verbal o hasta sexual, entonces estás en el lugar equivocado.

Existen empresas que pagan más o menos por el cargo que estás ocupando, pero que posiblemente tengan un mejor ambiente laboral.

Si sientes algún tipo de abuso, entonces es hora de dejar tu trabajo.

  1. SIMPLEMENTE NO ENCAJAS

Lamento decirte esto, pero quizás puede que no encajes en tu trabajo.

Ahora, puede que no encajes porque eres demasiado bueno en un ambiente laboral donde la gente es totalmente pasiva, floja o hasta distante; como puede que no encajes por no llegar a cubrir o alcanzar esa participación que se necesita para ser parte de la empresa.

Si sientes que no encajas te desmotivarás, perderás pasión y posiblemente termines en alguno de los puntos de este artículo.

Así que ya sabes, este es otro buen síntoma que te dice que tienes que dejar tu trabajo.

  1. ESTÁS SOBRE-CALIFICADO

Más allá del tema económico si te pagan bien o mal, existe un problema muy grande cuando realmente tienes todo lo necesario y mucho más, pero no puedes aplicarlo en tu trabajo.

Piénsalo, quizás pasaste gran parte de tu vida estudiando y aprendiendo ciertas habilidades, que no puedes aplicar en tu trabajo y te sientes atado, como que no dejan crecer.

Si sientes que estás sobrecalificado y en un ambiente donde no puedes expresar todo lo que sabes y aplicarlo, entonces deberías pensar en dejar tu trabajo.

  1. TIENES UN JEFE TERRIBLE

Existen muchas formas de llegar a ser jefe, desde tener buenos contactos, hasta inclusive lograrlo por medios propios o quizás por casualidad de la vida.

Sea cual sea la razón, no siempre una persona que tiene el máximo cargo en la empresa, sabe cómo ser un líder o un buen jefe.

Si tienes un jefe abusivo, poco comprensivo, que te presiona demasiado, que no reconoce tus logros o talentos, en definitiva, un jefe realmente malo, entonces tienes dos caminos.

Esperar que algún día se jubile o sea reemplazado, o dejar tu trabajo.

  1. TU PAREJA O FAMILIA SUFRE

Finalmente, no hay que dejar de lado esto.

Si tienes familia o una pareja y terminas pasando más tiempos en tu oficina, haciendo horas extras, llevándote trabajo a casas o inclusive pasando largo períodos de tiempos sin estar juntos, entonces hay un problema.

La familia y la pareja son algo que hay que mantener (y que si los cuidas bien estarán a tu lado), así que si sientes que tu trabajo realmente sobrepasa los límites y te comienza a robar tiempo, que nunca recuperarás, entonces deja tu trabajo.

Finalmente quiero decirte algo, más bien compartirte una frase:

Siempre que llovió, paró.

Y esta frase es muy intensa y hasta cierta. Hasta la peor tormenta de la humanidad, terminó alguna vez. Lo mismo sucede con los problemas.

Dejar un trabajo no es algo sencillo y puede parecer que llegado el momento todo va a ser un caos. Pero recuerda que no serás la primera ni última persona en el mundo que lo hace. Prepárate para ese momento y anímate a dar el paso.

Síntomas de que es hora de dejar tu #Trabajo Clic para tuitear

Muchas gracias por tu tiempo.

Mariano Cabrera Lanfranconi (mclanfranconi)

 

3
Deja tu comentario

avatar
2 Comment threads
1 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
3 Comment authors
Mariano Cabrera L.PedroJorge Recent comment authors

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  Subscribe  
Nuevos Antiguos Más votados
Notificarme
Pedro
Invitado

Grande Mariano!!! Honestamente de los artículos mas directos, sencillos y reales que leí. Evidentemente estuviste en algún punto pasando por esa situación. Un abrazo!

Jorge
Invitado
Jorge

Muy buena nota, al leerla siento que refleja cada uno de los “sintomas” que padeci en su momento, llegando hasta la instancia en donde ir a trabajar es algo realmente deprimente, por no decir que desde el momento que cruzas la puerta de entrada ya comenzas a ponerte tenso.