Diferencias psicológicas entre el pequeño, mediano y gran inversor

diferencias-psicologicas-inversores

Bueno, durante esta semana es estado de un lado para el otro y con muy poco tiempo, pese a eso no quiero (y no me gusta) dejar el blog desactualizado. Hoy estaba buscando algo específico en internet y llegué justo al tema que deseaba, las formas de pensar de los diferentes inversores. Por una lado para ver el perfil de inversor que actualmente desarrollo y a su vez ver si podría adaptarme o no a otro con el paso del tiempo.

Comparto con ustedes esta excelente entrada encontrada en freshfamilyoffice.blogspot.com

Vamos a analizar algunos comportamientos y opiniones que hemos contrastado desde nuestras propias experiencias con clientes y conocidos. El lector no tiene porqué sentirse identificado con ninguno de estos perfiles ni maneras de pensar. Simplemente hacemos unas reflexiones que, desde nuestra perspectiva, nos resultan muy reveladoras.

Como ya sabrán nuestros seguidores asiduos, desde hace unos pocos meses estamos dedicando una área de nuestro multifamilyoffice a aplicar nuestros protocolos de actuación a capitales también medios e incluso bajos. Pues bien, en este sector absolutamente mayoritario de la población nos hemos encontrado con diversas sorpresas en cuanto a su concepto del riesgo e inversión para sus patrimonios respecto a los propietarios de las grandes fortunas.

Durante años nos hemos acostumbrado a los feedbacks que los clientes de alto nivel patrimonial nos proporcionan respecto a su visión de la economía, inversiones y el dinero en general, y las comparaciones con los pequeños y medios inversores nos han evidenciado algunas diferencias de criterios muy significativas. Ahí van algunas de ellas:

Los grandes inversores mayoritariamente son receptivos a contrastar opciones innovadoras y a la creatividad financiera. Quizás su interés por seguir las últimas tendencias en inversión les hace tener esa predisposición a analizar cualquier nueva propuesta de aplicación para sus activos. Eso sí, lo harán escrupulosamente, contrastarán, se asesorarán y escanearán exhaustivamente dichas opciones como es lógico, hasta que al fin decidirán. Los de perfil más atrevido se aventurarán más y los de perfil ultra-conservador casi siempre declinarán la propuesta; pero en general jamás descartarán una opción de inversión antes de analizarla.

Pero analicemos nuestra experiencia reciente con los perfiles de menor patrimonio: En primer lugar podemos destacar que tanto el pequeño como el inversor medio tienden a un mayor conformismo con las bajas rentabilidades y las altas fiscalidades. Es decir, en general renuncian a propuestas que podrían optimizar estas dos variables básicamente por dos razones:

Los pequeños inversores porque nadie jamás les ha tenido en cuenta para que puedan utilizar las herramientas que normalmente sólo están al alcance de capitales mayores. Por eso dichas propuestas adaptadas a su perfil les sorprenden, confunden y no se ven capaces de realizar los trámites necesarios para beneficiarse de ellas. Suelen conformarse con la sencillez de invertir en bolsa como alternativa única al ostracismo financiero de sus modestos activos. Estas inversiones las pueden realizar a través de cualquier gestor de su propio banco o broker de entidad financiera, incluso a través de internet, como quien hace un depósito a plazo fijo en la oficina bancaria del barrio o una apuesta en bwin.com, sin ir más lejos.

En cambio, el motivo por el que los inversores medios tienden a dicho conformismo, quizás se fundamenta más en el hábito a tributar de manera ascendente durante los años de crecimiento y madurez de su economía. Por supuesto, otro factor determinante es el desconocimiento generalizado y la falta de interés por las posibilidades financieras diseñadas para clientes de mayor nivel, pero que son aplicables en su mayoría al resto de perfiles menores.

A menudo a mayor cantidad de activos, menos riesgos debería estar dispuesto a correr su propietario. Y aquí chocamos siempre con el mismo planteamiento equivocado: “Los rendimientos de renta fija después de impuestos apenas superan el IPC”. Esta visión distorsionada de la renta fija les lleva a asumir riesgos de forma generalizada.

Los capitales mayores ya conocen las maneras de invertir en renta fija en niveles de rendimiento y crecimiento muy interesantes, a la vez que desfiscalizan eficientemente sus patrimonios de muy diversas maneras. Por lo tanto distinguen muy bien la diferencia entre riesgo y seguridad en sus activos. Pero los medios y pequeños siguen resignándose a la que creen única alternativa rentable a la inversión inmobiliaria, aunque sea peligrosamente variable, es decir las bolsas puras y duras o en algún caso productos derivados de ésta.

Como ya hemos explicado en otras ocasiones existen alternativas seguras para todo tipo de cliente. Por este motivo es muy importante que sobre todo los inversores medios (y por supuesto los grandes) comprendan que no deben arriesgar en renta variable la mayor parte de su patrimonio para crecer. El Riesgo no se debe asumir como implícito en cualquier inversión. Obviamente siempre existe un mínimo riesgo de que todo nuestro sistema económico se vaya al garete si sobreviene una guerra o una crisis fulminante a nivel global, y en ese escenario probablemente no resistiría ni siquiera la renta fija, y por supuesto tampoco nadie pagaría por nuestros inmuebles. Pero exceptuando una situación así, nuestras inversiones se deben blindar y distinguir muy bien los activos que se pueden poner en riesgo de los que no.

Como decíamos esta confusión provoca que muchos inversores nos hayan sorprendido con reflexiones como: “La renta fija me la dan los alquileres de los inmuebles y su constante apreciación inmobiliaria. Por lo tanto el efectivo lo debo invertir en bolsa para obtener un buen rendimiento”. ¡Por favor! Ni los alquileres son fijos ni los inmuebles se aprecian in eternum, se lo aseguro. Lógicamente, a medida que estos inversores medios empiezan a saborear la renta fija de alta seguridad y rentabilidad, sus reflexiones se van iluminando y empiezan a dejar de arriesgar tanto. Pero confieso que nos cuesta mucho más trabajo convencerles de que se descarguen de inmuebles en favor del efectivo, porque siguen confiando ciegamente en que sus propiedades cada día valdrán más y más y más y más… Qué poca memoria. Y no me cansaré de repetirlo: Son tiempos de efectivo.

Debo decir también que para patrimonios realmente pequeños y sobre todo cuando sus propietarios son jóvenes, las inversiones en renta variable, no sólo son recomendables sino que incluso diría obligatorias. Crecer al 8% en renta fija con unos pocos miles de euros y teniendo toda la vida por delante, es poco menos que una condena. Mientras que para alguien de mediana edad y con centenares de miles de euros, crecer a dicho ritmo se convierte en casi una necesidad. Y en todos los casos mencionados hay que contemplar otra variable: La capacidad de generar ahorros procedentes de nuestra actividad laboral, pero de eso hablaremos en otra entrada.
Resumiendo, lo que me parece significativo es el menosprecio al riesgo de los mercados de renta variable que abunda entre los inversores de nivel medio, y la equiparación de la inversión inmobiliaria a la renta fija.

Fuente: freshfamilyoffice

Muchas gracias por su tiempo.

Mariano Cabrera Lanfranconi

5
Deja tu comentario

avatar
5 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
3 Comment authors
Arturo MartínezPabloGurús MundiMariano Cabrera Lanfranconisolojos Recent comment authors

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  Subscribe  
Nuevos Antiguos Más votados
Notificarme
Arturo Martínez
Invitado

Me parece muy interesante tu artículo. Recientemente he abierto un blog en la cual trato de explicar a la gente como, normalmente nuestra acciones nos limitan a conseguir nuestros objetivos. Esta acciones, creo que guardan relación con tu artículo, por que mucha gente (estando preparada) no se atreve a invertir o cree que debe estar preparada (y su preparación nunca termina).

Espero poder encontrar otros artículos en los que pueda aprender un poco más.

Que sigan los éxitos.

Pablo
Invitado
Pablo

Muchas gracias, muy interesante

Gurús Mundi
Invitado

Qué pena que estemos tan lejos y no poder asesorar vuestras inversiones en Europa…
Saludos desde el paraíso fiscal de Andorra y gracias por seguirnos!
http://www.rankia.com/blog/familyoffice

Mariano Cabrera Lanfranconi
Invitado

Hola Gudio, muchas gracias por tu mensaje y me alegro que el blog sea de tu agrado.

Yo también veo muchas cosas en común conmigo en el texto.

Con respecto a que este es tu primer comentario, te invito a hacer muchos otros ya que esa es la parte que más me gusta del blog. El feedback entre los usuarios me parece muy importante.

Nos vemos y cualquier cosa me avisas.

Saludos.

solojos
Invitado

Hola mariano, me presento me llamo guido y aunque sigo hace muchos meses tu blog, nunca antes habia posteado, te cuent que con esta nota me senti bastante identificado en especial con la ultima parte,inversos jovenes con un activo chico aun,y la necesidad de invertir en renta variable y no en los tradicionales plazos fijos. justamente con un amigo hablabamos de ese tema, bueno aprovecho para felicitarte por tu pagina, y nos mantenemos en contacto.