El Autoempleado

En nuestras vidas vimos que la mayoría son empleados, pero también muchas personas son autoempleados.

Fíjese la imagen que puse, no fue al azar. Es un dentista trabajando con el paciente en su propio consultorio.
Este dentista sabe que tiene clientes que lo conocen y se sienten “cómodos” con él (yo nunca pude) y viceversa. Ahora imagínese que el dentista se enferma, entonces, debe cerrar el consultoría, cancelar su citas y abstenerse de facturar esos días.

Este es el gran problema de los “autoempleados”, cómo dije anteriormente son el sistema, y sí ellos no están disponibles, entonces el sistema no está.

Entre los autoempleados más comunes encontramos, dentistas, abogados, publicistas, diseñadores, médicos y mucha gente profesional. Pero hay un problema dentro de este cuadrante. Muchas de estas personas, se quedaron estancadas en este cuadrante mientras querían llegar al “D”, el cuadrante del dueño.

Así que este es el problema del cuadrante, a nivel ingresos puede ser mejor que el del empleado, pero básicamente tienen las mismas características. Uno termina trabajando por el dinero, dedicando su tiempo y tratando de ser lo más profesional posible para ganar más; así que estudia, aprende más y así un circulo vicioso que sigue y sigue.

Recuerde que ningún cuadrante esta bien o esta mal, eso depende de sus objetivos personales. Si su objetivo es la libertad financiera, este cuadrante es demasiado lento; un poco menos que el “E”. Si usted solo quiere ser un profesional en su rama, este es su cuadrante.

Las personas de este cuadrante tienden a ser muy individuales. Prefieren ser ellos mismo el sistema, porque creen (consciente o inconscientemente) que nadie está mejor capacitado que ellos, o tan metidos en el tema y por eso deciden ser el sistema. Así asumo responsabilidades, perdidas y ganancias yo solo. Por eso se quedan estancados y no pueden ser dueños. Antes que ser dueño del consultorio y tener a los mejores dentistas, prefieren hacer todo el trabajo ellos y asegurarse que se haga correctamente.

Por eso este cuadrante es peligroso, si usted va camino a ser dueño, debe comenzar a aprender técnicas de liderazgo, manejo de equipos, y demás. Pero por sobre todas las cosas debe ser consciente de ver la posibilidad de salir de este cuadrante, de aceptar que usted puede ser jefe de personas más capaces que usted y mucho más profesionales en su rama (Henry Ford los hacía). No dejarse llevar por el individualismo y la desconfianza, porque si se tiene real confianza; usted puede manejar al equipo más grande del mundo sin problemas.

Ventajas de este cuadrante: Autonomía, el desafío de la puesta en marcha y el control financiero.

Desventajas: Sacrificio personal, la responsabilidad constante y un margen pequeño de beneficios.

Esto es todo por hoy, en el próximo tema hablaremos sobre el “D” el cuadrante del dueño.

Muchas gracias por su atención y éxito para su vida.

Deja tu comentario

2 Comentarios En "El Autoempleado"

Notificarme
avatar
Ordenar por:   Nuevos | Antiguos | Más votados
Norma silva
Invitado

Que casualidad , yo soy odontóloga , soy dueña de mi consulta , pero tengo mis colegas un staff de profesionales en sus respectivas especialidades , sin embargo economicamente no estoy satisfecha , Gracias a la lectura lamentablemente muy tarde de libros de mis autor preferido Kiyosaky , ( HUBIESE QUERIDO CONOCER SUS LIBROS MÁS TEMPRANO ) Mis ahorros no tengo a plazo fijo me dedico a bienes y raices , dedico mi tiempo para mi profesión y negocios , economicamente en 2 años han sido fantásticos ,
Saludos,
Susana

wpDiscuz