Finanzas de Lemmings

Invertir como lemmings

Usualmente se conoce al Lemming por una especie de roedor en alguna parte de Estados Unidos que actualmente no recuerdo. Pero para muchas personas un Lemming es también el simpático amigo que aparece en la imagen de arriba, saltando hacia…

¿La Nada?

Si, saltando alegremente hacia la nada absoluta y no solamente eso, atrás de él viene una extensa fila de Lemmings, algunos con paraguas y otros sin él, esperando su turno par arrojarse al vacío.

Para los más jóvenes, los Lemmings es también un juego de computadora muy conocido, donde debíamos salvar a estos extraños personajes, usando diferentes habilidades como hacer que caven en la tierra o paredes, que trepen murallas, construyan puentes e incluso asignarles paraguas para que caigan desde el vacío. En más de una ocasión recuerdo no saber que debía hacer o ser demasiado lento y ver como toda mi población (o la gran mayoría) moría uno detrás del otro, ya sea cayendo al vacío sin paraguas, calcinados por enormes fuegos o quedando atrapados en pozos.

Pero ¿Qué tiene que ver esto con nuestra forma de administrar el dinero?

Piense un poco y trate de ver si en varias ocasiones de su vida, usted no administró su dinero al igual que muchos (o miles de millones) de Lemmings de nuestra sociedad actual. Trate de ver cuantas veces fue uno de estos personajes y se arrojó al vacío, con o sin paraguas.

Y a eso viene el tema de hoy, estamos entrenados o mejor dicho, sabemos administrar nuestro dinero e inversiones al igual que lo hacen los Lemmings, seguimos la corriente. Un día sale una noticia de que la bolsa está creciendo y nos llenamos de ganas de poner aunque sea un centavo en la bolsa, pese a que no sabemos nada, pero LA BOLSA ESTÁ CRECIENDO. A la semana la bolsa cae y muchos Lemmings están en el fondo del acantilado, unos sobre otros.

Otra actitud de Lemming puede verla en cualquier parte del mundo y son los llamados “Booms“. Camine algún día por las calles de su ciudad y descubrirá qué está de moda. Acá en Argentina por ejemplo fueron los “cybercafés”, básicamente era un lugar lleno de computadoras, donde uno abonaba un precio por el tiempo que estaba conectado y podía consumir algún aperitivo. Al principio existián unos pocos, pero fue cosa de esperar 1 o 2 años más para que la ciudad esté totalmente invadida por pequeños y grandes locales llenos de computadoras, donde miles de personas chateaban, navegaban, jugaban en red y demás. Tanta oferta terminó logrando que muchos de ellos, sobre todo lo menos posicionados deban cerrar. Hoy en día sigo viendo a muchos Lemmings que tratan de poner nuevamente un cybercafe, en zonas de alto nivel de consumo de banda ancha. No se mucho sobre este tema, pero en una zona donde estadisitcamente hay una computadora con internet cada 4 casas, no creo que sea un buen negocio. Esos Lemmings ya han intentado poner un quinto cybercafe en esa esquina. Pero hace 2 días algún otro alquiló esa esquina, espero que no sea otro cybercafé.

Con estos datos voy a que tanto la forma en que administra su dinero, como sus inversiones, no deben ser las de un Lemming. No voy a entrar en detalles políticos o de ningún tipo, pero ¿Nunca se preguntó que quizás existan fuerzas que intentan que seamos Lemmings toda nuestra vida, que nos tiremos al fondo del acantilado y nos queremos allí, sin ver que quizás para el otro lado había riquezas y futuros diferentes?

Es por eso que comenzar a invertir en su educación financiera, aprender a administrar su dinero, que el mismo crezca con el tiempo e incluso a tener varios negocios que le generen flujo de efectivo para toda su vida, no es una mala idea. Si usted sigue estos pasos, usted será uno de los tanto Lemmings que va contra la corriente, uno de los que se dio cuenta que todos caerían al vacío. Incluso quizás su familia Lemmings siga camino al vacío, enojándose con usted o criticando su forma de pensar, pero usted debe ser firme en lo que piensa y cree, quizás llegué a tiempo más adelante y pueda ayudarlos a entender que siguen en el camino de bajada.

Espero que esta historia le sirva a comprender que hoy en día muchas personas en el mundo actúan como Lemmings, siguiendo los consejos de otros Lemmings y generando así una cadena de personas que están caminando al vacío, algunos son más inteligentes y otros menos. Por eso usted debe comenzar a invertir y a administrar su dinero y negocios de forma diferente.

Por más que tenga un paraguas o carezca del mismo, si sigue a la corriente de Lemmings, llegará al fondo del acantilado, más rápido o más lento, pero llegará.

Muchas gracias por su tiempo y espero que esta historia sea de su interés.

Mariano Cabrera Lanfranconi

Deja tu comentario

6 Comentarios En "Finanzas de Lemmings"

Notificarme
avatar
Ordenar por:   Nuevos | Antiguos | Más votados
trackback

[…] un tiempo atrás escribí un artículo sobre la tendencia a invertir como lemmings e ir donde va la corriente con nuestro […]

abarv83
Invitado

excelente artículo, uno de los que más me ha gustado… es vredad que existen muchas personas que hacen las cosas tan solo por el simple hecho de hacerlas sin proyectarse al futuro o no plantearse objetivos. Me hace recordar a una frase… quien no sabe a donde va, nunca encontrará el camino…

andy
Invitado

hola realmente al leer el libro me quede muy inquieta por saber que esto del juego y realmente me pareció interesante la forma en q has abordado el tema, compre el libro del juego del dinero y me sique pareciendo fascinante , hace poco empeze a leerlo.
andrea,salta argentina.

Mariano Cabrera Lanfranconi
Invitado

Hola Juan gracias por tu comentario. Espero seguir aportando información que le resulte interesante y útil a las personas como vos.

Suerte y hablamos.

Anonymous
Invitado

juan
gracias
su blog es interessant ya que trata un tema actual y importante

wpDiscuz