La cruda realidad que nadie te dirá sobre encontrar trabajo

Realidades-que-nadie-te-dirá-sobre-encontrar-trabajo

El día de hoy hablaré de un tema que me encanta y que todos hemos sufrido alguna vez en la vida (Bueno, algunos no tanto). Encontrar trabajo o mejor dicho, encontrar por lo menos nuestro primer trabajo.

Lo que leerán a continuación son una serie de recomendaciones que realmente he aprendido con el paso del tiempo. Algunas por experiencia y otros por consejo de gente que realmente sabía lo que estaba aconsejando.

Por cierto, de antemano aviso que en algunos comentarios seré algo duros o fuertes en mi forma, pero créanme, en la realidad se encontrarán con personas que serán muchas veces mucho más duras.

Vamos a ver los consejos.

TRABAJA LO ANTES POSIBLE

Recuerdo que hace un tiempo atrás tuve una discusión bastante “tonta” con una persona que me dijo que iba a esperar terminar la Universidad para conseguir trabajo. Grave error.

La lógica es simple, tomando en cuenta que uno ingresa a la universidad a los 18 años y que una carrera en el mejor de los casos y sin llevarse materias dura 5 años, esta persona iba a comenzar a buscar trabajo a sus 23 o 24 años.

¿Cuándo deberías comenzar a trabajar? Cuanto antes.

Tuve la suerte de comenzar a trabajar por mi cuenta en marketing y publicidad a los 14 años junto a mi padre. Por lo que la diferencia entre mi persona y una persona que recién egresaba y se ponía a buscar trabajo eran 10 años de experiencia en el rubro.

A la larga, la experiencia, pesa más que cualquier título. Pero no solo me refiero a encontrar trabajo, sino también al tipo y ritmo de vida que llevaremos.

CULTIVA TUS CONTACTOS

Créeme, tus amigos del colegio, de fraternidad, del barrio e inclusive de universidad puede que el día de mañana (salvo algunas ocasiones) no te sean útiles al momento de conseguir un trabajo.

Si pasas toda la vida de colegio, de universidad de fiesta en fiesta y recién al egresar te pones a buscar trabajo, estarás comenzando tu vida profesional a los 24 años, desde cero y sin ningún tipo de contacto.

Salvo raras ocasiones en las que un padre que se pasó toda su vida trabajando para finalmente “regalarle” la empresa al a su hijo y que ese hijo sea amigo tuyo y te dé un trabajo; usualmente tendrás que apañártelas tu solo.

En resumen, comienza a cultivar buenos contactos cuanto antes. Comienza a generar tus primeras relaciones de negocios, trabajo o simplemente para dar una buena imagen para cuando llegue el momento.

EXPRÉSATE DE FORMA PROFESIONAL

Lamento ser duro con esto, pero lo primero que me fijo en una persona durante una entrevista de trabajo es si habla bien o no.

Vivimos en un mundo donde constantemente necesitamos comunicarnos, ya sea por correo, por mail, por teléfono o hasta por WhatsApp. Por lo que las personas que saben expresarse, son muy bien vistas.

Y nuevamente seré duro. Si no sabes expresarte bien, no se debe a ninguna condición social, económica o cultural en las que estés o hayas pasado.

Es simplemente flojera. Flojera de ponerte a leer un poco más. Flojera de ponerte a escribir y mejorar lo que escribes. Flojera de cambiar de canal y dejar de ver Bob Esponja para analizar como hablan los grandes oradores. Flojera de acortar un mensaje de texto, sabiendo que nada te impide escribirlo correctamente.

SE ORIGINAL, PERO TAMPOCO TANTO

¿Qué podrías hacer para realmente impactar a tus entrevistadores en tu primera reunión de trabajo?

Esta es la pregunta que SIEMPRE debes tener en mente antes de una entrevista de trabajo.

Obviamente que puedes hacer magia, ir vestido de forma extravagante o contar chiste, pero salvo que quieras trabajar en un circo, esto no será de gran ayuda.

Piensa lo siguiente. Posiblemente a esa entrevista de trabajo vaya gente más preparada, con más experiencia o más conocimientos que tú. Entonces ¿Qué podrías hacer para marcar la diferencia y que no se olviden de ti?

Si logras responder esta pregunta, posiblemente tengas el puesto asegurado.

ESTUDIA LA EMPRESA QUE TE ENTREVISTARÁ

No hay cosa que más me molesta en una entrevista de trabajo, que preguntarle a la persona qué sabe de la empresa a la que se postuló y que no sepa qué decirme o trate de inventarse un discurso que carece totalmente de sentido.

No logro comprender como una persona puede ir a una entrevista de trabajo, sin haber investigado la empresa, el cargo, las funciones, ni nada. Realmente esto, aparte de ser para muchos empresarios una falta de respeto, demuestra claramente que esa persona no tiene iniciativa ni capacidad de investigación.

Pero hay algo peor todavía. Demuestra que esa persona, no le importa dónde trabajará, sino que solo está enfocada en el puesto de trabajo. Y si uno no trabaja en una empresa que realmente admira o quiere, es altamente probable que a la primera oportunidad se vaya.

Consejo, investiga y estudia sobre la empresa que va a entrevistarte. Investiga y estudia a las personas que van a entrevistarte inclusive. Investiga todo lo que puedas.

Realmente te mirarán con otros ojos y te ayudará a utilizar cierta información durante la entrevista que podría realmente ayudarte.

NO HABLES COSAS QUE A NADIE LE INTERESA

Más allá de nombrar la escuela y universidad donde estudiaste, no existe nada relacionado a estos dos temas que realmente le interese a tus entrevistadores.

Lo que un entrevistador quiere escuchar es sobre lo que lo sabes, sobre tu experiencia y que les des los motivos necesarios para que te de un trabajo. Vamos, que esto es una negociación y no una audición para un Reality Show.

Solo a modo de ejemplo, hace unos meses atrás el motivo de una persona para que lo contrate en mi empresa era que fue a la mejor universidad de su país y que tenía muchos amigos.

En resumen, no hables de tu colegio, de tus amigos, de tus fiestas, fraternidad o cualquier cosa que no sea solo para aumentar la explicación del enorme favor que les estás haciendo, al contratarte y poder contribuir con su empresa.

Cualquier tema fuera de esto, no sirve de nada.

DEJA DE LAMENTARTE

He visto personas que en varios meses solo van a una entrevista de trabajo, nunca los llaman o le dicen que no y se ponen a lamentarse; inclusive diciendo que en este o tal país no se puede conseguir trabajo y bla bla bla (Discurso de lamento)

La gente que dice esto es porque en verdad no tuvo la motivación necesaria y busca acusar a otro en lugar de entender que fue su error.

¿Quién dijo que sería fácil conseguir trabajo?

Te propongo algo. Trata de tener 100 entrevistas en un mes y luego cuéntame si no conseguiste trabajo. Lo dudo mucho.

Es más, con cada entrevista tendrás más experiencia, mejorarás tu capacidad de expresión y posiblemente termines vendiéndote como un experto en la última.

Así que no llores ni te lamentes porque no te dieron un trabajo, simplemente o no era para ti o no eras para ellos o no te supiste vender bien.

Nada que no pueda mejorarse.

CONOCE LAS PREGUNTAS TÍPICAS

Es simple, cuando te entrevisten para un trabajo, hay tres cosas que debes saber responder a la perfección.

En primer lugar qué sabes hacer, en segundo lugar qué experiencia tienes y en tercer lugar cómo puedes serle útil a esa empresa.

Practica bien cómo responderás estas preguntas y te aseguro que notarás la diferencia.

UTILIZA TODAS LAS HERRAMIENTAS POSIBLES

En otros artículos hable desde qué cosas deberías borrar de tu Facebook antes de enviar un curriculum, hasta inclusive cómo utilizar tu lenguaje corporal en una entrevista de trabajo.

Queda en ti utilizar todas las herramientas, conocimientos y experiencia posible para encontrar un trabajo.

Desde usar las redes sociales, ya sea para tener un buen perfil en LinkedIn, hasta inclusive tener un blog o por qué no aprender diseño gráfico para hacer un curriculum de alto impacto.

Todas las herramientas que puedas utilizar, seguro servirán de algo.

Comienza ya a analizar qué tipo de trabajo quieres y qué herramientas contribuyen a acercarte más a él.

ERES UN PRODUCTO

El problema que para conseguir trabajo muchas personas se ven como personas, cuando en realidad deberían verse como un producto.

¿A qué me refiero con esto?

Al igual que un producto, debes ver la forma de venderte correctamente. Podría decirse que la forma en que te vistes es el “packaging”, la forma que hablas sobre ti es la “venta”, que tu curriculum es la “publicidad” y así podría seguir.

Si puedes vender un producto y te ves a ti mismo como a uno, entonces puedes venderte sin problemas.

A fin de cuentas, desde esta óptica podrías preguntarte: “¿Me compraría realmente a mí mismo?”

PIENSA COMO EMPRESARIO

No, no me refiero a que crees tu propia empresa, aunque nunca viene mal adentrarse al mundo de los emprendimientos.

Pero si lo que buscas es tu primer trabajo y ganar experiencia, debes pensar como empresario.

Con esto me refiero a que debes mirarte al espejo y ver si realmente tienes todas las condiciones que tú esperarías como empresario de alguien.

Imagina que eres dueño de una empresa. ¿Contratarías a alguien que es flojo? ¿Contratarías a alguien que no sabe lidiar con problemas o con presiones? ¿Contratarías a alguien que es envidioso y no le gusta trabajar en equipo?

En resumen, pensar como empresario, te ayudará a realmente comprender qué esperarán de ti, desde la forma en que llega tu curriculum, hasta la forma en que concluyes la entrevista.

Recuerda, si vas a cazar una presa, debes conocer cómo piensa la presa.

NO LANCES CURRICULUMS COMO UN NINJA

He conocido persona que por desesperación, terminan mandando su curriculum a cuanta oferta laboral encuentra. Es cierto que uno puede estar desesperado y necesitar dinero, pero también hay que comprender que esto lo notan los entrevistadores.

¿Por qué? Es simple, si envías tu curriculum a una agencia de publicidad como creativo, otro a una empresa como gerente de finanzas y otro a un Call Center, en verdad solo estás enfocado en obtener un trabajo, pero no te preparas al 100% para ellos.

Veámoslo de otro modo. Es como querer ir a las olimpiadas y que cualquier deporte en que te incluyan te venga bien. Va a ser raro que ganes, porque nunca podrás prepararte al 100% para todos los deportes.

En el trabajo es lo mismo y créeme es lamentable ver como la gente se estrella antes ciertas preguntas, solo porque se ellos no saben lo que quieren.

Terminará siendo una pérdida de tiempo para ti y para tus entrevistadores.

CONSEJO FINAL

Sigue estos consejos.

Si bien algunos de ellos pueden sonar algo duros, son la pura realidad.

Recuerda finalmente que no se trata de conseguir un trabajo (las empresas no quieren trabajadores) se trata de conseguir un puesto (y las empresas quieren dárselo a alguien). Pero esto, como cualquier  relación depende de que ambas partes se comprometan realmente y sepan lo que eso significa.

Muchas gracias por tu tiempo

Mclanfranconi

Deja tu comentario

Comenta primero

Notificarme
avatar
wpDiscuz