Las 6 leyes básicas para tener una landing page optimizada

Aprende a crear la landing page perfecta

6 leyes landing page optimizada
Diseñado por Freepik

No importa el momento en el que se encuentre tu página web y tu negocio; si hace mucho que la pusiste en marcha o si hace poco, siempre es una buena idea volver la vista atrás y revisar lo más básico. Una landing page optimizada depende de muchos factores que van cambiando y evolucionando con el tiempo, y debes ir adaptándola a ello, así que tomate esta revisión como la ITV de tu web; debes pasarla sí o sí.

  1. Conocer a tu público objetivo

Sé que suena repetitivo, pero resulta que es la base de todo lo demás. ¿De qué te sirve la web si no está orientada a la perfección a tu audiencia? Es muy probable que vayas lanzando productos nuevos, que tu público vaya haciéndose más amplio o más reducido, dependiendo si personalizas más los servicios o si amplias la variedad… Considera todo esto a la hora de escribir los mensajes de tu landing page, porque en ella debes captar la atención de tu público y si te olvidas de alguien pierdes la oportunidad de conseguir una venta.

  • Identifica a tu buyer persona y cómo actúa en tu web para ir adaptándola en consecuencia.
  • Conoce a tu audiencia; sus gustos, sus necesidades, los productos de la competencia que les gustan más.
  • Fíjate en otras páginas web y descubre si obtienen mejores resultados que la tuya. ¿Qué hacen que tú no hagas?

Detalles que debes ir adaptando:

  • El título que uses para hacer el “call to action
  • Los colores que uses: te puede parecer una tontería pero el color va con el estado de ánimo de las personas, incluso los cambios de estación pueden hacer que si una persona visita tu página en verano y ve colores oscuros sienta “rechazo” hacia ella.
  • La tipografía que usas: si tu público objetivo es joven, este punto puede afectar más de lo que crees a la tasa de conversión. Las nuevas tipografías son muy limpias y simples; los bordes y la Times News Roman están “pasadas de moda” y no captar la atención visualmente tanto como otras más modernas.
  • Las descripciones y copys
  • El botón al que tiene que hacer clic tus potenciales clientes para informarse.
  • Las imágenes que usas: de nuevo esta parte tiene que ver con la modernización y adaptación a las tendencias de diseño, pero también a saber captar imágenes que transmitan tu imagen, que sean personalizadas o en las que el cliente se pueda ver reflejado.
  1. Definir tu propuesta como única

Se trata de que te argumentes y convenzas a ti mismo de porqué tu producto es mejor que el de la competencia. Una vez lo hagas, podrás crear un argumento convincente para que tu audiencia también lo crea.

En tu landing page no vas a tener mucho espacio para argumentaciones; piensa que has de ser claro y conciso para no abarrotar tu página de letras y que tu audiencia huya despavorida. En pocas palabras has de ser capaz de comunicar:

  • qué es lo que vendes
  • porqué es tan increíble

Recuerda que cuando tus potenciales clientes visitan tu página se preguntan varias cosas desde el primer instante en que aterrizan en ella. Entre las preguntas más importantes que se van a hacer y a las que debes contentas, sí o sí, encontramos:

  • ¿De qué trata esto? ¿Qué hace esta empresa o qué me ofrece?
  • ¿Por qué debe importarme?
  • ¿Qué debería hacer?

La última pregunta es algo a lo que no solemos prestar atención pero puede ser clave. Cuando les presentas tus servicios o productos no esperes a que ellos sepan qué deben hacer con esa información, déjaselo claro con llamadas a la acción: “inscríbete”, “prueba la versión gratuita”, “compra”… los mensajes han de ser muy obvios.

Fíjate en este ejemplo:

Las 6 leyes básicas para tener una landing page optimizada 1La frase no puede ser más escueta y claramente te dice lo que es el servicio: “Una plataforma de vídeos de marketing para negocios”, seguido de dos botones que te dicen lo que hacer; “empezar” o “saber más”.

  1. Crear un titular llamativo

El titular es lo primero que verán tus visitantes así que ha de ser llamativo, como mínimo. Los profesionales del sector, expertos en conversión y optimización, dedican horas a pensar titulares y no dejan nunca de actualizarlo dependiendo del producto, del momento, del contexto del mercado; mil cosas influyen en cómo debes informar para mostrar si tu servicio es relevante o no.

Lo principal es que le des al potencial cliente un mensaje que le ofrezca conocimientos instantáneos de lo que haces. Por ejemplo, si tienes un servicio de hosting localiza cuáles son las palabras clave que van a enganchar a tu audiencia: “gratis”, “domino”, “hosting”, etc. Pero, ves más allá; piensa en lo que está de moda en ese momento y tú ofreces y debes potenciar. Por ejemplo, “cloud”, “servicios en la nube”, “almacenaje”, “diseño web fácil”,  etc. Potencia todo el cluster de palabras que acompañan a tu negocio y que la gente busca.

Para terminar, algo muy básico: no escondas el titular donde nadie vaya a buscarlo. Has de colocarlo en el centro de la página o a un lateral, pero bien grande.

  1. No olvides la versión móvil

Los usuarios acceden a Internet principalmente desde sus dispositivos móviles, así que imagina la importancia que tiene que optimices tu landing page al móvil.

La mayoría olvida que desde el móvil las letras se ven más pequeñas: agranda todo el contenido y, si hace falta, organízalo de otra manera para que te quepa mejor en la versión móvil y sea más fácil de leer. Plantéatelo como un diseño completamente nuevo y obtendrás mejores resultados.

Fíjate en la diferencia:

Las 6 leyes básicas para tener una landing page optimizada 3
Imagen 1
Las 6 leyes básicas para tener una landing page optimizada 2
Imagen 2
  1. Calls to action tan obvios que te hagan hasta reír

A ti te puede parecer exagerado o ridículamente obvio, pero cuando los usuarios acceden a la web está comprobado que responden mejor a las “ordenes”. Ves guiando el camino a tu internauta por tu web; que vaya dónde tú quieres.

Los ingredientes críticos que debes considerar:

  • Debes tener un call to action.
  • El call to action ha de ser muy obvio. No escondas tus intenciones, muéstralo bien claro, que esté a la vista.
  • No crees confusión alrededor de tu CTA; deja el espacio que lo rodea limpio, no des muchas opciones (máximo dos).
  • Usa un lenguaje amigable; hay una diferencia entre “suscríbete” y “conviértete en miembro”.
  1. No dejes de probar

Los test son tus mejores amigos; si algo no funciona, cámbialo y prueba otra cosa, ¿Qué funciona aún peor?, pues  vuelve al original. Tu landing page no ha de ser estática e invariable; debe ir cambiando de forma regular.

Una buena opción es ir llevando a cabo Test A/B y acumular datos con herramientas de monitorización que te ayudaran a identificar las necesidades y carencias de tu landing page.

Cuanto mejor optimices tu landing page mejores resultados obtendrás. Tal vez estés contento con lo que ya tienes sin hacer esta pequeña “ITV”, como decíamos antes, pero entonces imagina el incremento que podrías conseguir si vas actualizando tu landing page. Los básicos son lo más importante, partiendo de esa base puedes elegir seguir trabajando en más detalles que seguro que te ayudaran a seguir mejorando.

6 Leyes básicas para una Landing Page Optimizada Clic para tuitear

Deja tu comentario

avatar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  Subscribe  
Notificarme