Lo que nunca deberías revelar sobre ti en tu trabajo

Más vale que no reveles estas cosas en tu trabajo

lo-que-nunca-deberias-revelar-sobre-ti-en-tu-trabajo

Es complicado crecer en una empresa si uno no se anima a compartir y abrirse con los colegas de trabajo, sin embargo hay que hacerlo con cuidado de no revelar ciertas cosas que podrían crear una muy mala imagen de tu persona.

Es importante que comprendas entonces que en un trabajo estarás en contacto con compañeros de oficina y no con amigos. Por lo que deberás cuidar tus palabras y lo que dices sobre ti mismo para evitar crear algún problema a futuro.

¿Listo para conocer las cosas que nunca deberías revelar sobre ti en tu trabajo?

Lo que nunca deberías revelar sobre ti en tu trabajo Clic para tuitear

  1. QUE ODIAS TU TRABAJO

Lo sé, muchas personas viven descontentas con sus trabajos, pero decirlo en la oficina no es una gran idea. Especialmente si hay algún “Traficante de chismes

Aparte de esto, comenzarás a ser visto como una persona negativa y de llegar a oídos de tu jefe, podría convertirse en el argumento ideal para hacer más miserable tu vida laboral, poniendo a alguien más entusiasta en tu mismo cargo o en uno superior.

  1. QUE ALGUIEN ES InCOMPETENTE

Siempre van a existir personas incompetentes en alguna organización y es altamente probable que todo el mundo (inclusive los jefes) sepa quién es.

Si no tienes el poder para ayudar a esa persona o para despedirla, entonces no ganas nada difundiendo tu opinión, salvo quedar como un quejoso. Inclusive el hablar de la incompetencia de otro te muestra vulnerable y hasta temeroso, como el típico matón del que hable en mi artículo de personas a evitar desde el primer día de trabajo. Y esa inseguridad se podría volver en tu contra.

  1. CUÁNTO DINERO GANAS

A tu pareja, a tu familia o a tus amigos esto podría caerles bien, pero en una oficina solo lograrás una oleada de negatividad si hablas sobre este tema.

Es muy complicado en algunos trabajos asignar salarios equitativos para todos y revelando esto sobre tu persona, podrías generar un punto de comparación que podría volverse un problema.

  1. TUS CREENCIAS POLÍTICAS Y RELIGIOSAS

Las creencias políticas y religiosas son temas que están muy ligados a la personalidad de las personas y podrían generar grandes problemas en el trabajo. Tan simple como generar un punto de vista diferente y hacer que esa persona ya tenga una perspectiva diferente de tu forma de ser.

Debes comprender que las personas construyen su vida en relación a sus creencias e ideales, por lo que tocar este tipo de temas, podría convertirse en una situación de lo más intensa.

Así que recuerda, respeta y exige respeto, pero trata de no hablar de estos temas.

  1. LO QUE HACES EN FACEBOOK

He visto situaciones en una oficina en que una persona le muestra su perfil de Facebook a un compañero o hasta a un jefe. Grave, pero grave error.

En primer lugar porque en Facebook compartes en cierta forma parte de tu vida privada (Aunque cada vez la hacemos más pública) y no debería verse ese tipo de cosas en un ambiente laboral. Pero por otra parte está la posibilidad de que una imagen, una simple foto o hasta un comentario, termine cambiando la percepción que alguien tiene sobre ti.

  1. LO QUE HACES EN TU CAMA

Es simple, tu vida íntima y la de tu pareja, ya sea que sea genial o tremendamente aburrida, no es un tema a tocar en el trabajo.

Ten un poco más de respeto por ti o por lo menos por tu pareja.

Es más, aunque a una persona le parezca divertido hablar de este tema, piensa que podrías incomodar a otros compañeros de oficina.

  1. LO QUE LE HARÍAS A ALGÚN COMPAÑERO/A DE TRABAJO

Cuando estás trabajando, no estás de cacería. Así de simple.

Nunca falta la persona que se la pasa hablando de algún compañero o compañera de oficina y de las cosas que le haría, inclusive llegando al punto de acosar a la otra persona con miradas, gestos, cercanía o en el peor de los casos palabras y acciones.

Tus pensamientos son tuyos, así que mejor que te los guardes para ti mismo.

  1. QUE ESTÁS TRAS EL PUESTO DE ALGUIEN

No importa la meta que tengas, si quieres conseguir el cargo de otro, este es un tipo de pensamiento que deberías guardarlo para ti.

Por un lado por una cuestión estratégica, para que nadie sepa cuál es tu real objetivo.

Por otro lado, porque a nadie le gustaría enterarse de esto y ver que eres una persona que el día de mañana estarás paranoico en ese cargo o que si esa persona lo consigue, estarás acechándola hasta conseguirlo.

Sea como sea, si lo dices, no estás haciendo lo correcto.

  1. LO SALVAJE QUE ERAS EN LA UNIVERSIDAD

Tu pasado puede decir demasiado sobre tu forma de ser. Que hayas disfrutado muchos tu época de universitario y que añores esas épocas, no significa que los demás no hayan madurado y piensen igual que tú.

El problema radica cuando olvidas que esa época pasó, que es parte de la vida y que esos descontroles ya no tienen absolutamente nada que ver con tu vida profesional.

Este tipo de temas, han arruinado reputaciones a más personas de las que te imaginas en sus ambientes laborales.

  1. LO BORRACHO QUE ERES

Créeme, salvo a ese colega de oficina que te sigue en todos los temas, a muy pocas personas le interesa saber sobre tu frenesí de alcohol el fin de semana.

Es más, esto podría crear una muy mala imagen de tu persona y hasta alejar a tus compañeros por miedo a encontrarse con un alcohólico real.

  1. TU HUMOR OFENSIVO

Los chistes ofensivos, hacen que otras personas se sientan mal y te hace ver como una persona horrible. Inclusive un humor ofensivo es menos divertido que el humor ingenioso.

Dicen que el humor tiene mucha relación con la persona que lo cuenta, así que ten cuidado de hacer chis sexistas, ofensivos, denigrantes, racistas o que puedan realmente molestar a alguien.

  1. QUE ESTÁS BUSCANDO EMPLEO

Apenas dices algo sobre este tema, pasas a un segundo plano para las personas. Es más, hasta pueden alejarse de ti, ya que no te ven como un miembro del equipo. Así que entiende que si llega el momento de defenderte en algo, nadie saltará por ti.

Nunca reveles que estás en búsqueda de trabajo, esto solo podría ponerte las cosas feas hasta que llegue ese momento. Si es que llega.

Peor aún, si ese “chisme” llega a oídos de tu jefe (Y no importa si es un mal o buen jefe)

Analiza estos 12 puntos de cosas que nunca deberías revelar sobre ti en tu trabajo, aprende a evitarlos y asegúrate un ambiente de trabajo más saludable.

Lo que nunca deberías revelar sobre ti en tu trabajo Clic para tuitear

Muchas gracias por tu tiempo.

Mariano Cabrera Lanfranconi (Mclanfranconi)

Deja tu comentario

avatar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  Subscribe  
Notificarme