¿Ya conoces los 5 secretos del emprendedor?

Los 5 secretos del emprendedor
Los 5 secretos del emprendedor

A lo largo y ancho de internet existen muchos textos sobre tips para emprender o inclusive sobre errores a evitar y hay tanta, pero tanta información que uno se pone a pensar muchas veces si tuviese que elegir solamente 5 secretos, consejos o tips para emprender ¿Cuáles serían?

A lo largo de mi vida me ha tocado estar en diferentes lugares o cuadrantes como diría el gurú de las finanzas Robert Kiyosaki. Desde empleado, hasta autoempleadao, pasando por dueño y por inversor. Esas experiencias me dejaron también algunos conocimientos que hoy quiero compartir con todos ustedes y que los llamo: “Los 5 secretos del emprendedor

Primer secreto – Escuchar al mercado:

Recuerdo esas extremadamente largas reuniones con amigos o personas, buscando esa idea del millón de dólares, ese invento nuevo o ese negocio que nos salvaría financieramente para toda la vida y nos volvería inmensamente ricos o que cambiaría la historia de la humanidad.

También recuerdo que lo complicado era ponerlas en marcha, conseguir alguien que quiera invertir en ellas (Aunque antes eran otros tiempo, ahora con el crowdfunding todo es posible) y especialmente lo complicado que era que la gente acepte ese nuevo producto, servicio o emprendimiento.

El que quiere emprender, debe pensar como emprendedor y el que quiere inventar con inventor. Algunas veces en la vida ambas se cruzan, pero no siempre es así.

Por eso a la hora de emprender, no está mal hacer lo que a uno le gusta pero también hay que comprender que el mercado es quien a fin de cuentas termina con el pulgar hacia arriba o hacia abajo.

Así que el primer secreto consiste en escuchar al mercado. Desde comprender tendencias de consumo hasta inclusive realizar investigaciones, nunca está de más dar el primer paso sabiendo que las posibilidades de concretar el negocio están por encima de muchas otras opciones.

Segundo secreto – Algo hay que sacrificar

Muchas personas quieren comenzar un negocio para librarse de las ataduras del empleo, de esa relación de dependencia en la que sienten que podrían hacer más y ganar más. No es nada descabellado, pero hay que comprender algo muy importante.

Uno puede sacrificar tiempo, sueño, dinero, el estar con la familia o los amigos, el salir a bolichear pero muy pocos se animan a sacrificar un empleo por la seguridad que les implica esta actividad.

Por experiencia propia aseguro que no es nada sencillo contar con un empleo de 8 horas al día y al mismo tiempo tratar de hacer crecer un emprendimiento. La realidad termina demostrando que nuestro foco realmente estará en solo uno de esos dos aspectos.

Por eso recuerden bien, si van a emprender, algo hay que sacrificar y si ese “algo” será un empleo, no está de más aclarar que siempre es bueno contar con un colchón financiera que cubra de 6 a 12 meses de nuestras vidas.

Tercer Secreto –  El aprender a delegar

Considero que esta es una de las cosas más complicadas por las que atraviesa todo emprendedor. Esa actitud de no querer delegar todo el trabajo en nadie más que en sí mismo y que lleva a que sufra un desgaste mental, físico y hasta emocional.

Muchos emprendedores no lo hacen por ególatras, sino porque durante la fase de creación de una empresa, nadie tiene en cuenta el que podría necesitar más personas y estableces posibles actividades para esas personas.

El aprender a delegar significa entonces, no solo confiar en otros, sino más bien desde un inicio preparar el terreno para que otros se anexen al proyecto y sean colaboradores.

En resumen, hay que aprender a delegar. Roma no se construyó en un día y tampoco con una persona.

Cuarto secreto – La parálisis por análisis

¿A quién no le paso de darle tantas, pero tantas vueltas a un negocio que al final nunca se terminó ni siquiera de escribir en una hoja el nombre de la empresa? Existe un efecto llamado “Parálisis por análisis” que afecta a muchos emprendedores.

Muchas veces las personas por esa inseguridad típica que genera el lanzarse en una aventura como lo es emprender, quieren hacer el negocio perfecto y terminan analizando tanto las cosas que nunca logran ni siquiera dar el primer paso.

La actividad de emprender es muchas veces como transitar un largo y oscuro túnel en el que solamente tenemos una pequeña vela que alumbra a nuestro alrededor. Nadie tiene el negocio perfecto ni tampoco se puede escribir en un documento.

Recuerden lo siguiente, lo mejor es definir el proyecto y comenzarlo, dejar de sobre-analizar demasiado las cosas para evitar la parálisis. Mucho mejor es lamentarse que algo no funcionó como queríamos a lamentarnos de nunca haber comenzado.

Quinto secreto – Rodearse de otros emprendedores:

Este consejo muy pocas veces lo he visto en artículos, libros o hasta en conferencias, quizás porque muchos no ven que es una parte tan importante del proceso dado que suelen hacerlo de forma natural.

Nos comportamos (o nos terminamos comportando) muchas veces según la clase de gente que nos rodea. Muchos seguro confirman esto al recordar cuando cambiaron de círculo de amigos y ver cómo cambió su vida.

En los emprendimientos sucede lo mismo. Es importante rodearse de otros emprendedores no solo para compartir las alegrías y penas del camino, sino también para observar, analizar y hasta aprender de los consejos de otros.

Así que recuerden bien esta frase: “Dime con quién andas y te diré quién eres”. Algo totalmente aplicable al mundo de los negocios y emprendimientos.

2
Deja tu comentario

avatar
1 Comment threads
1 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
2 Comment authors
Mariano Cabrera L.Darwin Vélez Recent comment authors

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  Subscribe  
Nuevos Antiguos Más votados
Notificarme
Darwin Vélez
Invitado

Buen artículo estimado Mariano. Haber cuando me visitas a CADECRUZ. Un abrazo !