Mantenimiento web en WordPress. Qué es y cómo hacerlo de manera correcta

mantenimiento web en wordpress

Hola a todos, mi nombre es Fernando García y formo parte del equipo de MantenimientoWebMadrid.com. Quiero comenzar este artículo dedicado al mantenimiento web en WordPress dando las gracias a Mariano Cabrera por darme la posibilidad de poder colaborar y aportar mi experiencia profesional en una especialidad que, muchas veces, es la oveja negra del sector.

Mantenimiento web, ¡¡ufff!!

El mantenimiento web es uno de los grandes olvidados dentro del mundo del los websites. Quizás en parte por que el término “mantenimiento” suele asociarse de forma errónea a “gasto superfluo”. Sé de altos directivos a los que escuchar esta palabra les ha causado sudores fríos al instante. En realidad no son conscientes de lo que supone tener a punto cualquier tipo de sistema y la importancia que tiene para el buen funcionamiento de una empresa.

La mayoría de las compañías suelen delegar este trabajo en el informático de turno. También es bastante habitual recurrir al sobrino del director general (siempre hay algún sobrino). Luego, cuando llegan los problemas graves, se echan las manos a la cabeza. Otras, más conscientes de la importancia de este trabajo, suelen subcontratarlo, y ahí es donde empiezan mis funciones y tareas.

Pero también soy consciente de que hay muchas personas que no pueden permitirse que otro se ocupe del mantenimiento de su web.

Por esto quiero aprovechar esta oportunidad para dejar una guía que proporcione a cualquier webmaster principiante las directrices necesarias para que su sitio web funcione siempre como debe.

Dado que, dependiendo del CMS que se utilice, los trabajos pueden tener pequeñas variaciones, en este artículo me centraré en el mantenimiento web de WordPress, por ser con mucha diferencia la plataforma más utilizada. A pesar de esto, la mayoría de los conceptos podrían aplicarse a cualquier tipo de página web. Así que, sin más, ¿empezamos?


Beneficios del correcto mantenimiento web en WordPress

Muchas veces, cuando se habla de las ventajas que ofrece WordPress, solemos fijarnos únicamente en la facilidad que tiene esta plataforma para poder crear un sitio web. Un usuario con algo de experiencia, es capaz armar una página web con WordPress en cuestión de minutos. Incluso quienes no tienen nociones de diseño web podrían conseguir construir un website por si mismos sin mayores problemas.

Pero el funcionamiento de un sitio no finaliza cuando se termina con su diseño y construcción.

Una página necesita de ciertas tareas de mantenimiento web constante. En realidad, podríamos decir que el verdadero trabajo (aunque aquí no me refiero solo al mantenimiento web) comienza en el momento en el que la página está en línea. Tendremos que asegurarnos que todo funciona siempre de la manera adecuada.

Así, la experiencia de los usuarios, que tanto nos costará conseguir, será excelente.

mantenimiento-web-trabajo

Principales problemas causados por la falta de mantenimiento.

No cuidar de manera conveniente nuestro website, así como no realizarle un mantenimiento web adecuado, puede provocar numerosos problemas como:

  • Lentitud de carga.
  • Fallos de seguridad.
  • Pérdida de posiciones en las búsquedas.
  • Aumento de la complejidad de uso.
  • Reducción del número de visitantes.

Si tienes una web, estoy convencido de que no querrás que, en ningún caso, te suceda nada de lo que he mencionado en estos puntos.

Así que es el momento de que empieces a poner en práctica varias recomendaciones para el buen mantenimiento web en WordPress.


La seguridad, factor clave en el mantenimiento web

Toda página que se precie tiene que tener una prioridad por encima de cualquier otra.

Ser un sitio seguro no es ninguna opción, sino una obligación. Y cuando hablo de seguridad me refiero tanto para el propio sitio web como para los visitantes.

Una web insegura, que ponga en riesgo los datos y los equipos de los usuarios, es una web condenada al fracaso.

La copia de seguridad

Si empezamos por ver los aspectos importantes de cara a la seguridad del propio sitio y del webmaster, he de mencionaros que es vital conservar una copia de seguridad periódica de toda la web.

Los más obsesionados (y precavidos) siempre suelen preferir hacerlo de forma manual. Para ello se copia, a través de FTP, todo el contenido de la carpeta “public” del servidor, junto a la base de datos y se deja a buen resguardo.

Otros, entre los que me incluyo (la mayoría de las veces) optamos por automatizarlo.

Hay muchos plugins que permiten hacerlo. Personalmente utilizo UpdarftPlus, configurado de forma que realice las copias en una cuenta de Google Drive que creo para cada web en la que trabajo. Es un plugin gratuito que me permite de manera fácil mantener siempre una copia de seguridad fuera del servidor donde se aloja la página. De este modo me aseguro la posibilidad rescatarla de una forma cómoda en caso de que algo falle en el host.

Imprescindible el firewall

Otro de los temas importantes respecto de la seguridad es instalar un cortafuegos. Partiendo de la base de que, si un hacker avanzado quiere hacer daño en tu página, tarde o temprano lo conseguirá, lo ideal es complicarle las cosas ¿no crees?.

A nadie le gusta pasar por la situación de ser hackeado pero es parte de lo que puede suceder cuando se tiene un sitio en línea.

Instalar un cortafuegos sirve, por un lado, para disuadir, ya que los hackers suelen invertir su tiempo en objetivos o bien fáciles o muy rentables a nivel económico. Por otro, evitarás que los “hackers cuñados” sin más experiencia que dos totorales que hayan podido leer o ver en Youtube, puedan fastidiarte el trabajo de semanas.

Mi recomendación en este caso es Wordfence, plugin que podrás encontrar gratis en el repositorio de WordPress. Otras posibilidades son Sucuri SiteCheck o Quttera.

Más tips importantes sobre seguridad

Utilizar siempre el protocolo de encriptación https. Y ya no solo por seguridad sino porque, sin él, la experiencia del usuario comienza con una bonita pantalla indicando que tu sitio es inseguro. Esto, en la mayoría de los casos, provoca que el visitante salga corriendo y no vuelva nunca más a tu web.

Mantener actualizados el core, los temes y los plugins es otra necesidad. A medida que van pasando los días, se van descubriendo vulnerabilidades en ellos que los creadores solucionan mediante las actualizaciones.

Es muy importante tener todo al día si queremos evitar riesgos innecesarios.


Mantenimiento web en WordPress de forma ordenada y funcional

Para que tu sitio pueda rankear correctamente en los motores de búsqueda y los clientes consigan acceder rápido y sin demoras a la información que buscan, es necesario que la página web esté limpia y ordenada.

Y no solo me refiero al código, que hay muchas formas de depurarlo y simplificarlo, sino también a tu base de datos, a los plugins, a los comentarios y, en general, a todo lo que puede dejar residuos y mala imagen en la webpage.

Optimizar la base de datos

Dentro de las tareas básicas de mantenimiento está, por supuesto, la optimización de la base de datos. Los continuos cambios que realizamos en el portal, cuando creamos contenido, editamos, actualizamos, etc.. van dejando residuos en la bbdd que hace que esta cada vez tenga mayor tamaño y, por tanto, sea más lenta en entregar la información.

Al realizar una tarea de optimización periódica logramos solventar estos problemas. Si no tienes los conocimientos adecuados para hacerlo por ti mismo, hay plugins muy efectivos, como WP Optimize, que pueden ayudarte a resolverlo.

Eso si, siempre ten en cuenta que debes hacer una copia de seguridad antes de ponerte manos a la obra con cualquier tarea que implique cambios en la base de datos.

Presta atención a los plugins y themes

Otro de los aspectos que no debemos olvidar de hacer de forma periódica es la revisión de los plugins y themes.

Por un lado nunca está de más echar un vistazo a la web, al menos una vez por semana, para comprobar desde el punto de vista del visitante, que todo funciona de manera correcta y que no haya ningún fallo ni en la plantilla ni en los plugins que tenemos en uso.

Desde un dispositivo distinto al que estemos utilizando normalmente para trabajar, navegaremos por la web, prestando especial atención a la homepage y a las páginas que más visitas y más importancia tienen en la arquitectura del sitio.

Por otra parte, en el apartado de plugins instalados, debemos revisar que no haya quedado ninguno que realmente no necesitemos.

Es normal probar varios plugins para dar nuevas funcionalidades al sitio y quedarnos con el que mejor funcione. Pero en ocasiones, olvidamos desinstalar aquellos que hemos descartado.

Mientras más plugins tengas instalados menor será la velocidad de carga del sitio, con los problemas que esto conlleva de cara al SEO y al user experience.

Guerra al spam

Aunque esta otra tarea es recomendable llevarla en constante ejecución, si no lo haces de forma continuada te tocará darle un repaso cada poco tiempo. Hablo de deshacerte del SPAM.

Es muy normal que, si permites comentarios a las entradas y páginas de tu sitio web, este se inunde de publicaciones que nada tienen que ver con la temática y que incluso pueden estar en otros idiomas. Y no precisamente en inglés.

Sacar de la página toda esa basura es una tarea que podría volverse pesada si no tienes ningún mecanismo antispam que te proteja. Hoy en día tenemos la posibilidad de optar bien por plugins como el popular Akismet o instalar alguno de los muchos que hay que te permiten implementar Google Captcha es la página.

Con ellos solucionarás cerca del 90% del SPAM. El otro 10% de tocará resolverlo a mano.

Los enlaces rotos

Eliminar los broken links puede convertirse en otra de esas tareas poco gratificantes del mantenimiento web si no le has prestado demasiada atención en los momentos en los que has realizado cambios en tu sitio.

A medida que las webs van creciendo, la posibilidad de que empiecen a aparecer enlaces rotos aumenta. El enlazado interno es una práctica fundamental para un buen rendimiento de la web, pero puede transformarse en un conflicto cuando se realizan cambios en las url. Un modo fácil de ponerle remedio a estos problemas son las redirecciones.

Ya sea de forma manual, mediante modificación del archivo .htaccess, o tirando de plugins (Redirection es uno que funciona muy bien en estos casos) podemos configurar redirecciones 301 cada vez que hagamos cambios en algún slug.

Bastará con programar que todo el tráfico de la dirección antigua se dirija a la nueva para que no aparezcan problemas con errores 404 en el enlazado interno.

Ojo, es fácil olvidarse de dejar configuradas las redirecciones, por lo que es importante estar atento a ello. También hay plugins que te pueden ayudar a vigilar si te has despistado, por ejemplo Broken Links. Herramientas externas cómo Screaming Frog o Beam Us Up también son útiles en este aspecto.

Por si acaso, si además de prestarle la suficiente atención, te trabajas una página de error 404 personalizada y que resulte útil y/o divertida, puede ser un hándicap a tu favor en el caso de que un visitante, en algún momento, llegue hasta ella.


Mejorar la velocidad y el rendimiento

Las estadísticas indican que los sitios que tardan más de tres segundos en cargar de manera completa pierden más de la mitad de los visitantes. Esto nos deja bien claro la importancia que tiene que tu página tenga un mantenimiento web adecuado para su optimización.

Sacar provecho al caché

Explicándolo de forma muy simple, podríamos decir que el cache son pequeños almacenes de memoria donde se guardan trozos de tu página web para que la entrega al usuario sea mucho más rápida. Hoy en día utilizar esta técnica es, podría decirse, una obligación si queremos un sitio web eficiente.

Para sacar provecho a lo mencionado hay muchos plugins en el repositorio de WordPress que permiten realizar la función de caché. Autoptimize, Litespeed Cache (solo para servidores Litespeed) o WPRocket, este último es de pago, son los plugins más utilizados por los usuarios.

Imágenes optimizadas

La optimización de las imágenes que forman parte de una web también es una tarea de mantenimiento web necesaria. El objetivo de la misma es que las fotos y gráficos que se sirvan al cargar la página tengan el menor peso posible manteniendo una calidad aceptable y que no suponga pérdida en la experiencia de usuario.

Esto se realiza para mejorar los tiempos de carga, puesto que a menor cantidad de kb, mayor será la velocidad de respuesta de la web. Yo recomiendo optimizar las imágenes antes de subirlas a la web. Para ello utilizo Photoshop, aunque se puede utilizar cualquier editor fotográfico de similares características.

Si no dominas bien la edición fotográfica, aunque es muy simple, también hay plugins que pueden hacer esta tarea por tí. He probado varios de ellos, entre los que mejor me han funcionado WP Smush It y EWWW Image Optmizer.

Minificación del código

Los scripts, el css y el html que forman el código que toda página web de WordPress posee también deben someterse a tareas de mantenimiento web para favorecer la carga rápida de la web.

Estos trabajos consisten en lo que se denomina, minificación del código. Con ello se refiere a eliminar del código fuente de la página todo aquello que no sea estrictamente necesario, ocultando comentarios, saltos de línea, espacios vacíos, etc.

Este trabajo, salvo que tengas conocimientos avanzados de programación, si que te recomiendo al 100% que la realices a través de plugins como los mencionados WPRocket y Autoptimize. También he conseguido buenos resultados de minificado con Asset Cleanup, por ejemplo.


No es difícil realizar correctamente el mantenimiento web

Lo mires de la forma que lo mires, las tareas de mantenimiento web de una página , ya sea en WordPress o de cualquier tipo de plataforma, son un trabajo importante. Un mal necesario que dirían algunos. Sobre todo si no queremos correr riesgos de que en cualquier momento algo pueda dejar de funcionar y te pille desprevenido.

Aún más si cabe si son webs importantes y de las que depende el trabajo de otras personas. Solucionar un problema grave puede suponer una mayor inversión de tiempo y dinero de la que se habría hecho realizando un mantenimiento web adecuado.

En otro orden de cosas está la satisfacción de un webmaster por que su página web funcione a la perfección y brinde una experiencia superior a los visitantes, convirtiéndolos en usuarios recurrentes y fidelizándolos.

De hecho esta es la fórmula del éxito de cualquier website. Al final, sin visitas no importa todo el tiempo que le dediques o lo atractiva que sea tu página en lo visual. Si no funciona correctamente, los perderás y de nada habrá servido el esfuerzo.

En forma de recomendación y consejo final, te sugiero que prestes atención a las métricas que te ofrecen herramientas tan potentes cómo son Analytics y Search Console de Google. Utilizándolas de la forma adecuada podrás detectar muchos problemas en tu sitio con un solo vistazo. Los reportes de Search Console, los permalinks, la optimización on page, ayuda con el interlinking…. todo esto te ofrecen de forma gratuita para que consigas sacarle el mejor rendimiento posible a tu sitio web.

Espero que pongas en práctica todos estos consejos y te sirvan de ayuda para mantener tus páginas a pleno rendimiento. Nos vemos en el próximo artículo.

Mantenimiento web en WordPress. Qué es y cómo hacerlo de manera correcta // #Wordpress #Mantenimiento #Web Clic para tuitear