Mentisan, el producto boliviano más famoso y sus lecciones de marketing

Descubre los secretos de marketing detrás de este gran producto

Mentisan,-el-producto-boliviano-mas-famoso-y-sus-lecciones-de-marketing

A esta altura de la vida y en especial para un boliviano, el Mentisan es uno de los productos que nunca puede faltar en el hogar. Es más, me llamaría la atención que alguien en Bolivia no sepa de qué se trata al nombrar este famoso producto.

Desde que tengo tengo memoria siempre hubo una latita de Mentisan en mi casa, es más, como gran parte de mi vida viví en Argentina, aprovechaba cada viaje que hacía a Bolivia para abastecerme de 2 o 3 latitas que me durasen lo suficiente hasta volver al país.

Decidí escribir este artículo en honor a este producto que lleva años en el país (y en el mundo) ya que estoy con un resfrío de nivel 8.4 en la escala de Ritcher y gracias a él, dejé de jadear como un perro sediento ya que me destapó totalmente las fosas nasales.

Humor-MEntisan,-el-producto-bolivano-mas-famoso

Pero antes vamos a conocer un poco su historia.

¿Qué es el Mentisan?

En el año 1936 se crea el Mentisan gracias a Ernesto Schilling Huhn quién vino al país desde Alemania en el año 1925 tras la fuerte crisis económica originada por la Segunda Guerra Mundial.

Ernesto Schilling crea el Mentisan tras ver que las personas en épocas de invierno y lluvias no contaban con algún ungüento que permita ayudar a disminuir los síntomas del resfrió y en especial la famosa congestión nasal originada por esta enfermedad. Hoy en día la empresa encargada de la producción del producto, son los Laboratorios Inti en Cochabamba.

Compuesto por varios elementos como la vaselina, una combinación natural de aceites esenciales naturales de salvia, pino y eucalipto, sumado a otros ingredientes como el mentol, el alcanfor y también esencia de trementina y lanolina; el producto pasó a convertirse poco a poco en uno más de los obligatorios en el botiquín de cualquier hogar boliviano.

Más allá de aliviar los síntomas de la congestión nasal, el Mentisan también se promovía como un producto que permitía aliviar los casos de dolores reumáticos, neurálgicos, de la cabeza, hasta inclusive picaduras de insectos y quemaduras o heridas leves.

Es así que como todo producto y en base a una necesidad que parecía no estar satisfecha, se origina el Mentisan y de allí en adelante una historia que marcaría al producto, como el producto boliviano más famoso de su tiempo (y diría yo, nuestro tiempo)

Con esta pequeña introducción, es hora de hablar de aquellos factores de marketing que hicieron que el Mentisan, el producto boliviano más famoso, se convirtiera realmente en una estrella a nivel nacional y mundial.

¿Están listos?

1 – UNA CORRECTA ESTRATEGIA DE NAMMING

Sin lugar a dudas el nombre del producto ayudó bastante, porque pese a ser un producto de hace varias décadas atrás, utilizaba la simpleza que hoy en día algunas marcas utilizan en su proceso de namming.

Mentisan es sencillamente la sumatoría de dos conceptos.

Por un lado el “Menti” que como todos se darán cuenta se refiere al mentol que tiene el producto y por otro lado el “San” que proviene de la palabra “Sanar”.

Sonará gracioso, pero hoy en día, existen muchas empresas que le pone los nombres más extravagantes a sus productos, sin tener una estrategia de namming por detrás.

Suerte o no, el Mentisan dio en el clavo con su nombre.

2 – TENER BIEN EN CLARO LA NECESIDAD A CUBRIR

Hoy en día el Mentisan es utilizando no solo para diferentes cosas, sino también de diferentes formas.

Por ejemplo, hay personas que afirman que una excelente forma de dejar de toser a la noche es cubrirse los pies con Mentisan y ponerse las medias.

Sin embargo el producto se originó con una necesidad clave en mente. El poder aliviar los síntomas del resfrío.

No tuve la suerte de vivir  en la época que el producto comenzaba su camino en el mercado, pero queda claro esto, porque hasta hoy en día es por lo que más se lo recuerda.

Muchas veces los productos son lanzados al mercado, sin encontrar el mensaje ideal, sin analizar el insight correcto o inclusive sin identificar claramente la necesidad que se quiere cubrir.

Es por esta razón que creo que Mentisan, el producto boliviano más famoso, logró en gran parte su merecido reconocimiento por parte del mercado.

3 – EL EFECTO MÁGICO (UN CLARO BENEFICIO)

Lo que más agrada del Mentisan es esa sensación de ungüento milagroso que todo lo cura. Y es que es cierto, especialmente para en temas de congestión nasal, el Mentisan tiene ese poder místico que ayuda a descongestionar las fosas nasales.

Esto de por sí y en la época que se lanzó, sumado a la necesidad del mercado dotó al producto de ese halo mágico de que todo lo cura.

Inclusive por sus componente y el que conozca un poco sobre los mismos, sabrá que sirven para diferentes cosas. El mentol por ejemplo ayuda a aliviar el dolor de cabeza.

Así que el secreto de marketing del Mentisan, el producto boliviano más famoso, es el haber identificado claramente los beneficios que obtendría la persona que lo compre.

Puede ser algo obvio, pero hoy en día hay marcas que no saben comunicar claramente qué es lo que tienen para ofrecer.

Veamos el ejemplo más práctico.

Estoy seguro que no muchos saben los componentes del Mentisan, pero si saben para qué sirve. Esto es porque la marca se encargó de presentar el beneficio en lugar de los componentes.

En cambio hoy en día muchas marcas hacen una publicidad en la que describen el producto o servicio, pero dejan en un segundo plano (o no incluyen) el beneficio que satisface.

4 – EL SECRETO ES LA PUBLICIDAD BOCA A BOCA

Vivimos en una era en que las empresas tienen tantas posibilidades de comunicarse que terminan perdiendo el rumbo de las comunicaciones. Prueban diferentes vehículos publicitarios y van reajustando su estrategia en base a algún parámetro que a algún gerente de marketing se le ocurrió.

Mentisan supo aprovechar muy bien su época y especialmente el mejor tipo de publicidad que existe:

El boca a boca

¿Pero cómo aprovechar la publicidad boca a boca?

Básicamente entendiendo al consumidor, dejando de hacer meros mensajes comerciales o publicidades que traten de ocultar los déficits de una empresa (Ej.: Su triste servicio de atención al cliente) y pensando en un marketing que busque hacer que la gente hable y para bien.

Si tomamos todos los puntos que mencioné anteriormente y le sumamos a que la gente comenzó a difundir el producto boca a boca la fórmula tiene sentido.

Un producto con un gran beneficios, que cubre una gran necesidad y que se enfocó en aprovechar el poder (y la carencia de canales publicitarios) de su época para darse a conocer.

En resumen, el mejor tipo de publicidad es la publicidad que el cliente satisfecho, feliz y que se siente beneficiado, comparte con sus pares.

No hay campaña de publicidad o estrategia de marketing que le gane a eso.

5 – SI FUNCIONA; NO LO CAMBIES

En las varias décadas que existe el Mentisan, creo que no ha cambiado mucho su fórmula o su packaging y esto es simple:

Si funciona, no lo toques.

Existe una extraña necesidad por parte de las empresas (Bueno, de los gerentes de marketing) de cada tanto o que al ingresar y estrenar su cargo, de cambiar todo.

Desde los colores, hasta el logo, el slogan, todo.

Mi comentario a esto es simple:

Si funciona, no lo toques.

Todos los días vemos empresas que renuevan su imagen, su packaging, sus colores, logos, buscando hacer algo más atractivo para sus consumidores.

Otras que lo hacen por desesperación y pensando que realmente esto aumentará significativamente las ventas.

Sin embargo, yo me quedo con este concepto:

Si funciona, no lo toques.

Creo que en gran medida, el Mentisan se ha convertido en el producto boliviano más famoso de todos los tiempos por esa sensación de estar “siempre allí” de ser siempre la misma marca, el mismo producto, la misma latita. Hasta el día de hoy me encanta esa latita metálica, el destaparla y que cueste abrirla.

No sé, si fuese de plástico, ya no sería Mentisan (Aunque se que hay versiones en plástico y también extensión de línea de la marca)

Espero que les haya gustado este artículo. Un pequeño texto en honor de paso a un producto que lo utilizo de 1001 formas.


Si te gustó el artículo y también eres fanático del Mentisan, entonces compártelo con tus amistades y sigamos haciendo publicidad boca a boca de este producto boliviano del que tenemos que estar más que orgulloso.

Mentisan, el producto boliviano más famoso y sus lecciones de marketing Clic para tuitear

Fuentes que utilicé para escribir la historia de Mentisan, el producto boliviano más famoso:

7
Deja tu comentario

avatar
5 Comment threads
2 Thread replies
1 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
6 Comment authors
Camil MendozaNorma BeatrizAlvaroMariano Cabrera L.Brayner Taborga Recent comment authors

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  Subscribe  
Nuevos Antiguos Más votados
Notificarme
Camil Mendoza
Invitado
Camil Mendoza

Maravilloso artículo, me encanta tener esta visión del amado Mentisan (lecciones de marketing, nunca mejor dicho), me encantaría conocer los comentarios de gente que viva en el exterior; por mi parte mis tíos, que viven hace mucho en Alemania se han encargado de recomendarlo a todos los que conocen.
Gracias por compartir con todos nosotros el artículo.

Norma Beatriz
Invitado
Norma Beatriz

Doy gracias por este producto, sufro DOLORES terribles, EL DR ME RECETO MORFINA, NO QUIERO USARLA PORQUE SÉ QUÉ TIENE MUCHAS CONTRAINDICACIONES, Y EDTE UNGÜENTO ES MARAVILLOSO, LO USO EN PIERNAS Y PIE YE PONGO MEDIAD, INVITO A TODOS LOS QUE SUFREN DE FIBROMIALGIA QUE LA USEN ES MEJOR QUÉ CUALQUIER MEDICACIÓN QUE NOS DAN LOS MÉDICOS, PORQUE TIENEN MUCHAS CONTRAINDICACIONES!!! YO LA USO HACE 15 AÑOS ES LO UNICO QUE ME CALMA. GRACIAS A LOS QUE LA CREARON! FELICITACIONEDS !

Alvaro
Invitado
Alvaro

“desde Alemania en el año 1925 tras la fuerte crisis económica originada por la Segunda Guerra Mundial.”
La segunda guerra comenzó el año 1939 y terminó el 1945. así que el texto debería decir la “Primera Guerra Mundial” que comenzó el 1914 y terminó el 1918, hace más sentido…

Brayner Taborga
Invitado
Brayner Taborga

Se lanzó hace unos años un pote plástico, no tengo idea si continúa. Sucede que dió lugar a que la gente crea que “ese” era trucho, de ahí su poco éxito. Las pastillas de mentisan me parecen algo atinado. Ya son más de 30 años que hay mentisan en casa, aunque nos lleve la mitad del tiempo abrir la latita ?

Directorio web argentina
Invitado

Estoy de acuerdo, muchas veces el cambio estrategico no viene de la mano de exitos. El cambio de cara de un sitio web o de imagen corporativa quizas desorientan al consumidor.