Modelo de inversión 2 – Capital semilla

capital semilla

En el tema anterior comenté sobre el primer modelo de inversión que podemos utilizar. Este era el “precio” y básicamente se trataba de seguir la técnica del “compro barato, vendo caro” ya sean consiguiendo buenos precios mediante oportunidad, búsquedas o simplemente gracias a nuestra red de contacto.

Pero en el modelo de hoy veremos el “capital semilla” y cómo es su funcionamiento. Obviamente este modelo de inversión es muy diferente al anterior, pero si sabe utilizarlo con sus diferentes técnicas, usted generará mejores ganancias que utilizando el modelo anterior.

¿Cómo funciona este modelo?

Este modelo se utiliza cuando se desea ayudar mediante una cantidad de capital, a un emprendedor en su proyecto para un lanzamiento cómo para mejorar la actividad que está realizando. En este caso tenemos una dificultad que es el “riesgo” ya que si el proyecto no está lanzando, desconocemos si en verdad funcionará o no.

¿Qué pasa con las estrategias de entrada y de salida?

En este caso el problema no es tanto la entrada, ya que podemos negociar o generar una forma de entrar en él negocia que sea realmente efectiva para alcanzar nuestros objetivos. El problema que en verdad se genera es cómo vamos a realizar nuestra estrategia de salida. Según lo averiguado y estudiado, existen 3 formas de salir de este tipo de inversiones:

  • Recompra:

El emprendedor logra cumplir su objetivo y por eso recompra la participación del inversor en el negocio. De esta forma el dinero es devuelto con un interés y el emprendedor ya tiene la totalidad de la empresa. Un ejemplo podría ser si yo le presto a un amigo dinero para su emprendimiento y él me da el 20% de su proyecto (supongamos que me hace ganar un 20% de utilidad). Un día mi amigo viene y me compra ese 20% del proyecto, por ende él obtendrá la totalidad de su proyecto y el 100% de la utilidad. Esta modalidad de todas formas debe aclararse en el momento en que se está negociando la inversión, casi siempre queda establecida en dicho momento.

  • Vender a terceros:

Muchos inversores prefieren invertir en proyectos que ya están en funcionamiento, de esta forma se aseguran que el negocio este en marcha y sea realmente rentable. Nosotros podemos ofrecer esa participación a estos inversores.

Vamos con el caso anterior como ejemplo. El mismo caso anterior, pero esta vez mi amigo no compra mi parte, sino que luego de 1 año decido no querer estar más en el negocio porque no necesito el dinero. Entonces viene una amiga y al ver que el negocio ya está funcionando me ofrece una suma de dinero interesante. Yo decido tomarla y listo, ella adquirió su participación en el negocio.

  • Bolsa o Financiamiento:

Hace tiempo las PyMES en Argentina no podían salir a la bolsa hasta no tener un tamaño razonable o mejor dicho, dejar de ser PyMES. Hoy en día esto es posible y es una buena opción para ambas partes. En el caso de la bolsa es muy simple. En base a nuestras acciones, nosotros podemos ofrecerlas en la bolsa para que otras personas las compren.

También se puede producir el financiamiento por parte del emprendedor. La diferencia con recompra es que en ese caso el emprendedor compra nuestra parte utilizando dinero propio o de su fondo para comprar nuestra parte, en cambio en el financiamiento, una vez que el negocio este en marcha, el emprendedor puede pedir un crédito y de esta forma comprar nuestra parte.

Entonces estás son las opciones de salida que usted debe que tener pensadas y arregladas para no quedarse dentro del negocio. Debe entrar y salir constantemente de los negocios para aprovechar así los momentos buenos y salir antes de que sucedan los momentos malos. Dicho en otras palabras, entrar en los momentos que el negocio de ganancias y salir antes de que de pérdidas. Al no salir corre el riesgo de convertirse en socio capitalista y perdería el foco del inversor “entrar y salir”. De todas formas esto queda a su criterio.

¿Por qué es importante salirse?

La mejor explicación es con un ejemplo:
Un amigo le pide para poner en marcha su emprendimiento $10.000. El también pone sus $10.000 por lo que los 2 tienen un 50% del emprendimiento. Al año siguiente el emprendimiento tiene un valor o está cotizado en $40.000 o sea el doble que al año anterior. Usted ya recuperó su inversión de $10.000 y tiene en su poder la mitad de un negocio ($20.000), o sea que ganó otros $10.000. Pero si usted no encuentra a quién venderlo no le sirve de nada Por eso debe tener bien pensada la estrategia de salida. Ahora supongamos que no sale del negocio y al año siguiente se funde, dígale adiós a sus $20.000, ya los ha perdido.

Lo importante es analizar antes de entrar el mercado, el negocio, el riesgo, el producto, al emprendedor, mediante las técnicas que he mencionado en temas anteriores. Recuerde comenzar a buscar proyectos y analizarlos, de esta forma puede quedarse con el que le dé un mejor retorno de la inversión en el tiempo deseado.

Esto es todo por hoy, ahora conoce el segundo modelo de inversión que puede utilizar, en el próximo tema veremos un tercer modelo que es el de “Obtener valor”.

Muchas gracias por su tiempo.

Mariano Cabrera Lanfranconi

Deja tu comentario

Comenta primero

Notificarme
avatar
wpDiscuz