Promoadictos, los zombies de las promociones

Cuando los descuentos y las promociones de vuelven contraproducentes

Promoadictos mclanfranconi

50% de descuento solo por hoy. Lleve 2 y pague uno. Promoción por tiempo limitado. 50% de descuento hasta fin de mes. Precios de Feria. Mantenemos nuestros precios de feria.

Frases que muchos vemos, las típicas promociones y descuento que utilizan las marcas para poder captar a los clientes.

Sin embargo hay un pequeño riesgo.

Convertir a nuestros clientes en Promoadictos.

LOS PROMOADICTOS

Cuando hablo de promoadictos me refiero a ese momento en que nuestros clientes se convierten en una suerte de zombies que solamente vienen a nuestra empresa a buscar promociones, descuentos, rebajas o similares.

Algo de terror!!!

Si bien no está mal ofrecer este tipo de cosas, hay que comprender que este tipo de herramientas utilizadas en un mal momento, se convierten en algo contraproducente para nuestra empresa.

¿Por qué?

Porque acostumbramos a las personas a esperar que algo esté más barato o que se le regale algo.

En resumen, un promoadicto es como un zombie que busca cerebros, pero que en lugar de cerebros, busca descuentos y promociones.

TIPOS DE PROMOADICTOS

Existen dos tipos de promoadictos.

promoadicto 1Por un lado está el promoadicto que solamente busca promociones y descuentos, pero nunca se convierte realmente en un cliente. Son personas que siempre están buscando rebajas, ofertas, 2×3, descuentos, regalos, etc. Estas personas no se vuelven clientes asiduos de una empresa, sino que solo aparecen cuando ven algo que les interesa (O que le interesa a su bolsillo)

promoadicto 2Por otro lado tenemos al promoadicto recién convertido y algunas veces somos nosotros los que damos la primera mordida del virus zombie. Esto sucede cuando a nuestros clientes fieles y asiduos a raíz de generar tantas promociones y descuentos por atraer nuevos clientes, los terminamos convirtiendo en promoadictos. Y es que si nos enfocamos mucho en el cliente nuevo, entonces el cliente fiel, decidirá convertirse también en zombie.

¿Dónde está el problema?

Los consumidores son seres de hábito también. Cuando detectan que nuestra marca constantemente está ofreciendo promociones o descuentos, aprenden a esperar y solo aparecen cuando hacemos uso de este tipo de herramientas.

El mayor problema, es que a la larga estamos en un círculo vicioso, porque buscamos atraer o volver a atraer clientes a nuestra empresa porque necesitamos más ingresos, pero luego vuelve a suceder lo mismo.

Los clientes no vuelven y nuevamente hacemos uso de promociones, descuento, rebajas o similares.

Y así entramos en ese círculo vicioso en el que algunas veces cuesta mucho salir.

PREVENIR LA ESPARCIÓN DEL VIRUS PROMOADICTO

En mi próximo artículo hablaré sobre cómo utilizar las promociones y los descuentos, entendiendo en qué momento es clave hacerlo, cómo utilizar esta herramienta y especialmente cómo provenir su efecto nocivo para una marca.

Pero ¿Algún consejito para ahora?

Claro que sí.

El primer consejo es que debemos aprender a diferenciar claramente el consumidor que tenemos y establecer una estrategia clara para él.

No es lo mismo un cliente casual, que un cliente nuevo o un cliente fiel.

Usualmente los promoadictos son clientes casuales o nuevos, que llegan atraídos por promociones, descuentos y similares. Para ellos hay que buscar una estrategia para atraerlos, pero luego reternerlos.

En cambio, para los clientes fieles, también debemos buscar estrategias, porque sino se terminarán convirtiendo en promoadictos.

Así que cuando vayas a hacer una promoción o descuento, piensa que es como un virus zombie que si no sabes manejarlo, se va a escapar de tus manos y podría infectar a tus clientes fieles.

Atraer para retener.

El segundo consejo, es que hay que comprender que las promociones y los descuentos son estrategias de captación masiva, pero no se trata solo de rebajar u ofrecer algo, sino de atraer para retener.

Así que recuerda esta frase. Atraer para retener.

Ese es el secreto de los descuentos, promociones, rebajas y demás.

¿ALGO MÁS?

En mi siguiente artículo te enseñaré como utilizar correctamente los descuentos y promociones, entendiendo primero en qué lugar se encuentra tu empresa.

Utilizar descuentos o promociones en momentos que no son correctos, es un grave error y estarías convirtiendo tu acción de marketing en una acción de marketing tóxico.

¿Qué opinas de los promoadictos? ¿Te pasa algo así en tu empresa? Deja tu opinión en los comentarios.

Muchas gracias por tu tiempo.

Mariano Cabrera Lanfranconi (Mclanfranconi)

Deja tu comentario

Comenta primero

avatar
  Subscribe  
Notificarme