¿Qué es un valor en la bolsa? – Capítulo 3 / 6

aprender a invertir en la bolsa

Esta entrada no es muy larga comparada con los anteriores capítulos del blog, sin embargo es interesante tomar con detalle cada concepto para entenderlo. Una buena forma de analizar es tratar de unir empresas reales a los 2 conceptos que se mencionarán a continuación para tener una idea más sólida de los mismos.

Las acciones de una empresa que cotiza en bolsa se denominan “Título-Valores”. El concepto de título valor es un termino jurídico que supone la incorporación de una valor a un título. Por esta razón a la Bolsa se le llama mercado de valores.

1) Los Títulos Valores

Al igual que ocurre con las empresas en su actividad diaria, fuera del mercado bursátil, los valores que cotizan en la Bolsa no tiene la misma valoración por parte de los accionistas, ya que sus cuentas de resultados no son las mismas, sus expectativas de crecimiento tampoco y sus acciones no tienen idéntico precio ni cotizan todos los días con la misma frecuencia. Por eso, unos títulos – valores son más caros y otros más baratos, unos gozan de mayor prestigio y otros, de menor. Los valores se agrupan por nueve sectores económicos.

2) Los “Blue Chips”

Son los principales valores de la Bolsa. Esta diferenciación se realiza en virtud de la cantidad de dinero que contraten y de la frecuencia con que lo hagan. Debido a su importante influencia en la actividad diaria de la Bolsa, los “blue chips” son los más seguros, más caros, con mayor liquidez (disposición de conseguir dinero al vender acciones) y las variaciones en los precios suelen ser más moderadas.
Ejemplos de Blue Chips en la bolsa de los Estados Unidos son Exxon, Coca-Cola y Microsoft.

Pertenecen a empresas estables, con poca volatilidad en los mercados, gran volúmen de contratación y subidas moderadas en el tiempo. Es la inversión del medio/largo plazo, la del que busca una empresa con un negocio consolidado, que dé recurrentemente beneficios y que no esté sujeta al movimiento que puedan hacer accionistas individuales

3) Los “Chicharros”

Se sitúan en el lado opuesto a los “blue chips”, ya que sus acciones se contratan de forma más esporádica. Hay sesiones en las que su contratación es nula. Su liquidez es menor, pues un vendedor puede encontrarse con que nadie quiera comprar sus “chicharros”. Sus precios son más bajos y las variaciones suelen ser más fuertes, tanto al alza como a la baja. De ahí que el riesgo sea mayor.

En muchas ocasiones son títulos de alta rentabilidad, pero con gran riesgo por su escasa liquidez.

Suelen pertenecer a empresas pequeñas, con poco recorrido histórico. Tienen una escasa contratación en el mercado y una gran volatilidad, lo que facilita subidas y bajadas importantes. Es la inversión del cortoplacista, del que “ha oído un rumor”. Son valores en los que el inversor particular está más indefenso, puesto que un movimiento a alto nivel puede hacer que gane o pierda mucho dinero.

Obviamente que estás 2 definiciones que menciono en el el Blog es una clasificación tradicional, ya que los mercados como siempre cambian y en los últimos tiempos lo han hecho bastante. Por ejemplo el concepto de “gran empresa” que es consistente, fuerte, etc, no siempre le asegura al inversor una situación con menos riesgo que otra. Hoy tenemos grandes empresas que caen repentinamente y pequeñas empresas que crecen desconsideradamente.

Como dije en entradas anteriores la información, los conocimientos y la experiencia son factores claves para invertir en la bolsa.

Muchas gracias por su tiempo.

Mariano Cabrera Lanfranconi

Deja tu comentario

Comenta primero

Notificarme
avatar
wpDiscuz